Aboriginal Justice

REFLEXIÓN DE JUSTICIA INDÍGENA: Todavía corre el río




Judy Da Silva, Slant Lake,
Asubpeeschoseewagong (Grassy Narrows)
October 2011

El sol todavía brilla, o al menos así parece cuando miro afuera de mi ventana en Toronto, Ontario. De cualquier manera, la lluvia se ha apoderado de mi corazón y espíritu desde que me enteré que la Corte Suprema de Justicia de Canadá dictaminó el pasado viernes que la provincia de Ontario tiene el ‘derecho’ de autorizar la tala industrial en el territorio tradicional de Grassy Narrows/Asubpeeschoseewagong Netum Anishnabek (http://scc-csc.lexum.com/scc-csc/scc-csc/en/item/14274/index.do).

“Mientras que el río siga corriendo” (https://www.youtube.com/watch?v=yhmaEgBmNXQ) “y el sol brille” (en referencia al Tratado # 3) se han convertido en el lema de resistencia desde diciembre 3 de 2002, cuando dos jóvenes de la comunidad de Grassy Narrows bloquearon un camión que transportaba madera recién talada con la técnica de tierra arrasada y que estaba destruyendo el territorio tradicional indígena. Su acto de resistencia se ha convertido en el boqueo indígena activo más largo en la historia de Canadá. Todavía cuenta con energías para seguir por mucho tiempo.

“Nuestra ley suprema es la ley de la naturaleza, y nuestro derecho a vivir conforme a nuestras costumbres en nuestro territorio ha sido otorgado por el Creador desde tiempos inmemoriales. Nuestra organización de base compuesta por mujeres, jóvenes y trabajador@s de la tierra van a continuar nuestro bloqueo, nuestro boicot y nuestra protesta junto a simpatizantes de todo el mundo, quienes reconocen que nosotr@s somos defensores de la naturaleza y la vida”. Escribe Judy da Silva, madre de Clan y socia de ECAP, en http://freegrassy.net/grassy-narrows-clan-mother-responds-to-supreme-court-ruling/.

Oraciones por la Paz, Julio 11 de 2014

Oraciones por la Paz, Julio 11 de 2014

Oren por el pueblo de Grassy Narrows. La Suprema Corte de Canadá determinó hoy que el Gobierno de Ontario tiene el poder de dar licencias a la maderería industrial en el territorio tradicional de la comunidad

 

Fotografía epistólica* para el domingo julio 13 de 2014

 
 

Estoy profundamente afligido; SEÑOR, vivifícame conforme a tu palabra. –Salmo 119-107

 

*Fotografía epistólica es un proyecto dirigido a las Iglesias, donde se comparte una foto y un texto que se relacionan con las lecturas del Leccionario Común Revisado para el día domingo.


ABORIGINAL JUSTICE REFLECTION: Amplification

ECAP se toma en serio su misión de escuchar a las personas marginalizadas y difundir la verdad a una audiencia más amplia. Por esta razón, nuestra delegación se reunión con miembros de Grassy Narrows que representan los intereses de la comunidad en negociaciones con el Ministerio de Recursos Naturales de Ontario (MNR por sus siglas en inglés), con compañías madereras y en las cortes.

Nuestro anfitrión, Andrew Keewatin (Shoon), es el administrador y líder del Centro de Tramper@s de Grassy Narrows. Shoon lidera las reuniones de alcohólicos anónimos (AA) dentro de la comunidad y enseña a l@s niñ@s prácticas y conocimientos tradicionales como construir canoas, raquetas de nieve (artículos para caminar sobre la nieve similar a una raqueta de tenis) y tambores, curtir cuero para hacer mocasines y filetear pescado.

El MNR ha otorgado licencias a compañías madereras para talar secciones del bosque en el territorio tradicional de Grassy Narrows durante décadas. Ocasionalmente, Shoon ha podido negociar con el MNR para preservar secciones del bosque que conectan fuentes de agua o excluir árboles que tienen poco valor comercial sobre su ruta de trampas. Pero al final, el MNR decide donde y cuando las compañías madereras talarán el bosque, no las personas que han vivido y trabajado en el bosque por generaciones.




Cheryl Fobister, miembro de la comunidad, en el
sitio de bloqueo.

Cuando una compañía maderera construyó una carretera a tan solo unos kilómetros de Grassy Narrows, ignorando la voluntad de la comunidad, el conflicto con Grassy Narrows alcanzó su punto más álgido. En una fría tarde de diciembre 2002, tres jóvenes bloquearon el camino con un par de árboles que cortaron al lado del camino. Esta ‘acción directa’ sirvió como catalizador para reunir a la comunidad alrededor de un bloqueo como expresión no violenta de resistencia que había estado contemplando durante algún tiempo.

Una de las muchas personas que participaron en el bloqueo es Judy Da Silva, quien emergió como una de las líderes más fuertes de la comunidad. Da Silva ha observado a las compañías madereras entrando a su territorio durante años, cortar grandes secciones del bosque, ignorando totalmente las preocupaciones que la comunidad ha expresado. Da Silva es una guardiana del bosque y del ecosistema del que éste hace parte, su compromiso es animado por el bienestar de las generaciones futuras. Para ella, el saqueo de la tierra indígena, la oposición a investigar el asesinato de más de mil mujeres indígenas y la desaparición de más de doscientas, el envenenamiento con mercurio del complejo de ríos English-Wabigoon, y la negativa de respetar los deseos de las comunidades indígenas para utilizar sus territorios; son acciones conectadas con la ideología colonialista Europea que valora solamente las cosas que pueden ser transformadas en dinero.

Prayers for Peacemakers May 28, 2014

Oraciones por la Paz 28 de mayo 2014

Oren para que la Corte Suprema de Justicia de Canadá tome una decisión justa ahora que ha terminado de escuchar el caso de l@s tramper@s de Grassy Narrows, quienes tienen el derecho de utilizar sus tierras tradicionales garantizado por el Tratado y las autoridades más altas.

Fotografía epistólica* para junio 1 de 2014


“Tú esparciste lluvia abundante, oh Dios, tú fortaleciste tu heredad cuando estaba extenuada. Los de
tu pueblo se establecieron en ella; en tu bondad, oh Dios, proveíste para el pobre.” Salmo 68: 9-10

Foto: "Es tiempo de respetar los derechos que se desprenden del tratado en Grassy Narrows."

*Fotografía epistólica es un proyecto dirigido a las Iglesias, donde se comparte una foto y un texto que se relacionan con las lecturas del Leccionario Común Revisado para el día domingo.

REFLEXIÓN DE JUSTICIA INDÍGENA: A través de la Ventana

[Nota: Esta reflexión fue escrita por una participante de la delegación del Equipo de Justicia Indígena y ha sido adaptada para RedECAP. La versión original se encuentra en inglés acá]

Dos semanas atrás, durante nuestra delegación de Justicia Indígena, visitamos el juzgado donde se procesaban los casos de personas arrestadas durante el fin de semana en Kenora, Ontario. El objetivo de nuestra visita era comunicar al personal del juzgado y a las personas procesadas que había gente observando, que a la gente de afuera le importa lo que sucede en ese espacio.

Algo que me sorprendió fue la forma contundente en que se reflejan relaciones de poder en ese espacio. El/la juez/a se encuentra literalmente al frente, en el centro y en el punto más alto de la sala. Sus palabras son ley y sus ordenes son ejecutadas instántaneamente. El/la acusad@ permanece encerrado en un cubículo de cristal al lado de la sala y solo puede hablar cuando es cuestionado. Su destino depende completamente del juicio de otr@s. También es posible notar dinámicas estructurales de opresión en funcionamiento; desde la división racial entre acusad@s anishinabe y fiscales blanc@s; hasta el contexto social, histórico y económico de los crímenes en cuestion.

REFLEXIÓN DE JUSTICIA INDÍGENA: Nutrias y Opresión

Durante la más reciente delegación del Equipo de Justicia Indígena, me encontré con una nutria mientras caminaba en la orilla del lago en el pueblo de Kenora. Siempre me ha fascinado la agilidad de las nutrias, la serie de burbujas que marca su trayectoria bajo el agua y la facilidad con la que se suben sobre los delgados témpanos de hielo que flotan sobre la superficie. La nutria en cuestión se tomó un pequeño descanso sobre el muelle en su ardua búsqueda de pescados para completar el desayuno, primero procedió a secarse con una buena sacudida, después me estudió con su mirada, concluyendo que no representaba ninguna una amenaza, entonces procedió a cagar sobre el muelle. Después de hacer sus necesidades, se sumergió en el agua con un clavado limpio desapareciendo de mi vista.

Oraciones por la Paz, Abril 16 de 2014

Oraciones por la Paz, Abril 16 de 2014

Den gracias que el Ministerio de Recursos Naturales decidió no otorgar permisos este año a la industria maderera en el territorio tradicional de la comunidad de Grassy Narrows (Asubpeeschoseewagong), y que las corporaciones EACOM y Weyerhauser han decidido no comprar madera proveniente del territorio tradicional de Grassy Narrows. Oren para que se haga justicia en el próximo mes, cuando la Corte Suprema de Justicia de Canadá tome una decisión legal sobre si la Provincia de Ontario puede otorgar licencias en tierras tradicionales, las cuales, de acuerdo a las comunidades indígenas, están protegidas por tratados territoriales.  

Fotografía: “Sépase que este punto representa el centro del territorio de Asubpeeschoseewagong Anishinaabe. Desde tiempo inmemorable esta tierra ha sido ocupada y cuidada por las y los Asubpeeschoseewagong Anishinaabek. Esta tierra es fundamental para nuestra identidad y existencia como pueblo. El territorio que va desde este punto hasta el punto más lejano que las y los Asubpeeschoseewagong Anishinaabek se hayan desplazado regularmente, ha sido declarado Anishinabe por derecho divino. Lo que el Creador le ha dado a las y los Anishinabe, solamente el Creador se los puede quitar.”

JUSTICIA INDÍGENA: Escuchando las voces de las mujeres indígenas desaparecidas y asesinadas.

De acuerdo con información de la Asociación de Mujeres Indígenas de Canadá (NWAC, por sus siglas en inglés), existen alrededor de 600 casos de mujeres indígenas desaparecidas y asesinadas en el país, la mayoría sin resolver. Loretta Saunders, una indígena inuit procedente de la provincia de Labrador, quien fue reportada desaparecida por su familia el 13 de febrero de 2014, es uno de los últimos casos. La Real Policía Montada Canadiense (RCMP, por sus siglas en inglés) encontró su cadáver al lado de una autopista en la provincia de Nueva Brunswick el 26 de febrero. El hecho de que Saunders se encontrará realizando un doctorado en Halifax, investigando precisamente el tema de la desaparición y homicidio de mujeres indígenas en Canadá, hace que su asesinato sea particularmente llamativo, aunque cada uno de estos crímenes es igualmente detestable.

El 14 de febrero, ECAP atendió la novena Ceremonia Anual de las Fresas en honor a las mujeres desaparecidas y asesinadas, donde más de 200 personas se congregaron frente a la estación central de la policía en el centro de Toronto para protestar y marchar. Algunos individuos en la multitud llevaban pancartas con nombres, fechas y fotos. Varias docenas de personas cargaban figuras de cartón de talla humana y pintadas de negro, las cuales desplegaban el perfil de algunas de las víctimas: en un lado el nombre y en el reverso las fechas, usualmente precedidas por la palabra ‘asesinada’.



REFLEXIÓN DE JUSTICIA INDÍGENA: Definiendo el Rol de la Iglesia a 250 Años de la Proclamación Real

Tres años atrás, cuando estaba visitando el Territorio algonquín, un anciano de la comunidad me habló acerca del cinturón wampum con la figura ‘Tres Personas en Acuerdo’. Este wampum consiste de un trío de figuras humanas que representan al pueblo francés, inglés y algonquín; están paradas lado a lado junto a la inconfundible figura de la cruz. “Algunas personas se enojan cuando ven la cruz”, dijo el anciano a través de su traductor. “Pero yo les explico porque está ahí, porque la Iglesia prometió vigilar que l@s europe@s cumplirían sus promesas”.

Como un cristiano que se propone vivir y trabajar en solidaridad con l@s indígenas de esta tierra, encuentro difícil ignorar la historia de abuso y traición de la Iglesia; en la medida en que colaboró con el proyecto colonial. Encontrar cómo ser un buen cristiano teniendo este conocimiento no es fácil.

Recientemente acompañé una delegación de caciques/cas, ancian@s y veteranos de guerra de pueblos indígenas a Londres, la capital del Reino Unido, mi país. Una ciudad construida con los tesoros del imperio y habitada por memorias y monumentos coloniales. Varias personas cristianas de descendencia indígena y no indígena se unieron a la delegación para recordar que han pasado 250 años desde que se publicó la Proclamación Real en 1763, la cual sentó las bases para la realización de los tratados. Durante las discusiones que tuvimos en este grupo se me hizo más claro el rol de la Iglesia en los tratados.

Las naciones indígenas habían establecido desde antes las formas y tradiciones para realizar tratados internacionales, pero el Gobierno británico no adoptó una política consistente hasta la Proclamación Real.

El significado de la Iglesia para l@s negociadores indígenas puede ser enfatizado si consideramos las diferentes concepciones de ‘tratado’: la definición europea como rendición de la tierra y la interpretación indígena como un acuerdo para compartir la tierra, la tecnología y los regalos. Si un tratado es un pacto, no una rendición, la dimensión espiritual es central, y la presencia de la Iglesia debió haber reafirmado a l@s negociadores que los recién llegados comprendían el acuerdo que estaban realizando.

Elsipogtog: Un Día Amargo en Nueva Brunswick

El jueves 17 de octubre fue un “día amargo en la historia de la provincia de Nueva Brunswick”, según palabras del Jefe Mi’kmaq Arren Sock, un día antes de reunirse con el Gobernador David Alward.

Aproximadamente a las 6 A.M., la Real Policía Montada Canadiense (RCMP por sus siglas en inglés) se tomó por la fuerza el Bloqueo de vehículos pertenecientes a SWN Resources, los cuales se encontraban parqueados en un complejo cerca de Rextón, Nueva Brunswick. L@s mi’kmaq del Resguardo de Elsipogtog, junto con sus aliad@s acadienses y angloparlantes, mantuvieron la entrada del complejo bloqueada por 19 días, incluso bajo la presión de una orden judicial conseguida por la compañía estadounidense que está ejecutando pruebas sísmicas para comprobar la presencia de gas de esquisto.