COLOMBIA: La comunidad de ‘Las Pavas’ se resiste a la siembra ilegal de palma

RedECAP
18 de Julio del 2012
COLOMBIA: La comunidad de Las Pavas se resiste a la siembra ilegal de palma

Una empresa de la palma aceitera que ha operado en la tierra disputada de Las Pavas desde hace años, está tratando de ampliar su plantación a las zonas legalmente designadas para uso de los agricultores desplazados.

A finales de Junio, más de 250 matas de banano de los agricultores fueron destruidos y 40 vacas desaparecieron. Este acto ocurrió durante la visita de la agencia gubernamental de titulación de tierras rurales, INCODER, llevada a cabo con el objetivo de resolver la disputa.

La acción agresiva se incrementó en la semana del 9 de Julio, debido a que los trabajadores de Aportes San Isidro (ASI) vinieron a sembrar palma en tierras cultivadas por los agricultores. Los agricultores formaron un bloqueo humano y un miembro del equipo de ECAP Colombia fue asaltado mientras documentaba el conflicto.

El lunes, 9 de Julio, trabajadores palmeros de la región se reunieron en el rancho de la compañia palmera que se encuentra al lado del conjunto de pequeñas casas de la comunidad. Poco después, llegaron policías fuertemente armados. Cuando la comunidad explicó que la Corte Constitucional de Colombia había sostenido el derecho de la comunidad para estar en la tierra pendiente la decisión del INCODER, la policía declaró que la empresa no podía sembrar palma.

 
 Campesinos de Las Pavas bloquean la entrada
de trabajadores de la palma a su tierra.

Momentos después de la salida de la policía, los palmeros desobedecieron sus órdenes y procedieron a sembrar. La comunidad de ‘Las Pavas’ entró en acción, poniendose de pie delante de los tractores que llevaban la palma para bloquear su entrada a la tierra. Su acción no violenta, obligó a los trabajadores a cargar las matas a un campo a pocos kilómetros de distancia.

Al día siguiente, los trabajadores de ASI siguieron sembrando palma de forma ilegal, y la comunidad llamó a la policía.  A media mañana, la policía llegó en helicóptero y prometió mediar en la situación. El INCODER emitió una declaración llamando a la siembra de ASI ilegal y aclarando que el INCODER había dado instrucciones al Comandante de la Policía de Bolívar, el Coronel Jorge Vargas, “para que evitara la plantación ilegal de palma hasta que se tome la decisión final de la extinción del dominio y no se ha recibido una respuesta efectiva”. La siembra continuó. La policía dijo que no podía hacer nada sin una orden judicial.

Para el Miércoles, 11 de Julio, la comunidad estaba esperando al alcalde del municipio rural, al INCODER, y a otras entidades gubernamentales para que detuvieran la siembra de la empresa. Mientras la desesperación iba en aumento, los agricultores reactivaron el bloqueo. Las tensiones eran altas y se manifestaron en comentarios desdeñosos de los trabajadores de la palma. En un momento de tensión, difundido nacionalmente por el noticiero Noticias Uno, el abogado de la empresa de palma dio una bofetada a un ECAPero que estaba documentando los acontecimientos.

Se confirmó que hasta el 16 de Julio, tanto la siembra ilegal de palma de ‘ASI’ como la resistencia no-violenta de la comunidad y la defensa de la tierra continuaron. El Ministro de Agricultura de Colombia sumó su voz a los reiterados pronunciamientos del INCODER en contra de la siembra ilegal, según un informe del 17 de Julio en el sitio web de noticias Vanguardia.com.

Un video publicado en YouTube documenta la agresión en contra de los agricultores en Las Pavas.

ECAP Colombia invita a apoyar en oración a los agricultores que defienden la tierra y su derecho a trabajarla.