ECAP Hebrón

ECAP Hebrón

 

ECAP ha mantenido un equipo en Hebrón/Al Khalil desde 1995, presenciando la necesidad de  paz en una situación violenta y a veces desesperada.

 

A pesar de años de negociaciones entre el gobierno israelí y la autoridad palestina, el progreso hacia la paz se mantiene evasivo. Con el comienzo del Al-Aqsa Intifada (alzamiento), la violencia en las calles de Hebrónsólo aumentó. Amnistía Internacional llamó los contraataques israelíes con tanques y misiles "enormemente excesivos".

 

Nuevos desafíos enfrentaron el equipo de Hebrón al buscar maneras creativas de dirigirse a la violencia en las calles y al sitio económico impuesto en los territorios ocupados. Los miembros del equipo proporcionan una alternativa perspectiva de primera mano para el reportaje de periodistas extranjeros que querían mirar más allá del análisis israelí y del gobierno norteamericano de la crisis.

 

Además del bombardeo repetido de sus barrios, las familias palestinas en el Distrito de Hebrón continuan sufriendo efectos progresivos de la ocupación militar. Las autoridades israelíes persisten en confiscar la tierra para expandir asentamientos judíos únicamente,  limitando el  acceso a las fuentes de agua y amenazando con el derribamiento de los hogares.

 

Durante su historia el equipo de Hebron/Al Khalil se ha centrado en:

●     acompañamiento escolar

●     documentación y el reporte de los derechos humanos

●     capacitacion en no violencia

●     visitas regulares a familias palestinas amenazadas por la demolición israelí de casas y la

      confiscación de la tierra

●     Se une a grupos de paz  palestinos e israelíes para desarrollar campañas de acción que exponen la cara de la ocupacion.

AL KHALIL/HEBRON: Policia israelí invade hogar palestino, detienen a padre de familia en la Sector Antiguo

A las dos de la tarde del 13 de julio, unos veinte policias israelies invadieron la casa de la familia Awewi en el Sector Antiguo de la ciudad de Hebron. Obligaron a la madre y a los ocho hijos a encerrarse en la cocina y detuvieron al padre, un agente de la policia de la Autoridad Palestina. La madre trató de abrir la puerta de la cocina para darle a su marido sus zapatos y pantalón. Un soldado le empujó contra el mostrador, aunque estaba obviamente encinta. Ella luego tiró los zapatos para abajo por las gradas, esperando que su marido podría recuperarles.
Mientras tanto, unos 20 soldados israelies que estaban guardando la calle abajo habían ordenado que las tiendas vecinas se cierren y habían impedido a los palestinos a que pasen a pied durante unos 15 minutos. Uno de los soldados gritó a la gente: "Nadie se acerca, sinó tiramos."
LEER MAS

Events

There aren't any events planned in this region at this time.