Ahora somos Equipos y Comunidades de Acción por la Paz

Nuestro nuevo nombre es un reflejo de nuestro crecimiento como una organización con un compromiso inquebrantable con la construcción de la paz no violenta

enero 13, 2022

Tenemos un nuevo nombre. Los Equipos Cristianos de Acción por la Paz ahora se llaman Equipos y Comunidades de Acción por la Paz.

Durante treinta y cinco años ECAP ha estado comprometido con el poder transformador de la no violencia a través de un activismo basado en alianzas con personas locales que trabajan por la paz en todo el mundo. Nos complace anunciar este cambio de nombre ya que es un mejor reflejo de lo que somos. Hemos crecido en número de miembros y aliades y nos pareció muy apropiado que el nuevo nombre refleje nuestro crecimiento.

Escogimos la palabra comunidad porque es un reflejo de la diversidad de nuestros miembros. Todas las personas en ECAP son animadas a aportar sus expresiones de espiritualidad o credo o lo que sea que les motive a hacer el trabajo de construcción de paz basado en los valores compartidos de igualdad, dignidad humana, justicia y paz. La comunidad también refleja la esencia de nuestro trabajo. Evoca un sentido de unión y solidaridad con nuestres aliades y dentro de ECAP al mismo tiempo que destaca la actitud receptiva y la responsabilidad que es central a nuestro trabajo.

Nuestro cambio de nombre también reconoce el camino de deshacer opresiones. Como una organización que busca abordar las estructuras de poder y privilegio es importante que nuestro lenguaje sea inclusivo y que afirme la vida. En la comunidad ECAP todas las personas son bienvenidas en la alianza hacia una liberación colectiva.

Nuestra misión sigue siendo la misma: construir alianzas para transformar la violencia y la opresión. Continuaremos haciendo el trabajo estratégico de construir relaciones y alianzas a largo plazo con las personas y comunidades que están luchando por la justicia. Nuestro compromiso es inquebrantable para desafiar y desmantelar los sistemas de poder, violencia y opresión que se aprovechan de los más vulnerables entre nosotros: esta es la base de nuestra labor.

Estamos emocionados con el crecimiento en número de miembros y con vivir nuestra diversidad donde lo sagrado es reconocido y revelado en muchas tradiciones y lenguas, identidades e imágenes, colores y culturas.

Estamos agradecides con nuestra comunidad por su apoyo en la búsqueda de este nuevo nombre que encarna y refleja quienes somos y por caminar junto a nosotres en este nuevo capítulo.

Esperamos que ustedes estén tan emocionades como nosotres por compartir una mesa más grande donde celebrar nuestras alianzas y construir unas nuevas, como una comunidad que trabaja junta por la justicia y la liberación colectiva.

Preguntas frecuentes

No, nuestra misión y labor continúan siendo lo mismo: construir alianzas para transformar la violencia y la opresión. Hemos estado construyendo alianzas de larga duración en todos nuestros programas y trabajando junto con muchas personas y comunidades que luchan por la justicia. Vemos este cambio de nombre como parte de nuestro trabajo continuo de deshacer opresiones y es un reflejo de nuestro propio crecimiento.

Desde hace mucho tiempo ECAP ha acogido a miembros que no se identifican como cristianos y esto ha enriquecido nuestro trabajo y nuestras alianzas en todo el mundo. ECAP quiere reflejar este cambio en su nombre porque es una mejor manera de representar a la comunidad diversa en la que nos hemos convertido. Este cambio de nombre forma parte de nuestro camino de deshacer opresiones. Continuamos reconociendo las maneras en las que nosotros, como organización, perpetuamos la violencia y la opresión y queremos transformar nuestra labor y presencia incluyendo el lenguaje que utilizamos.

La palabra comunidad habla de las relaciones horizontales que se construyen entre individuos y de la expansión de vínculos basados en la igualdad, el respeto por la diversidad y en solidaridad con las personas que sufren la violencia y la opresión. Esto aparece en la declaración de la visión y misión de ECAP. La palabra “comunidad” refleja la esencia de nuestra labor y evoca un sentido de unión con nuestres aliades y dentro de ECAP.

La palabra señala la actitud receptiva y la responsabilidad a la vez que sitúa a ECAP en una vasta red de conexiones humanas como parte de la comunidad global. La palabra “comunidad” es una parte importante del lenguaje de ECAP y es utilizada con frecuencia en las comunicaciones de ECAP. El hecho de convertirlo en una parte más central de nuestro nombre proporciona continuidad a la vez que honra a las comunidades de apoyo y comunidades aliadas de ECAP como también su pasado colectivo.

No, no hemos dejado de lado nuestra identidad cristiana. En nuestro camino para deshacer la opresión estamos expandiendo nuestra identidad para reconocer otras acciones por la paz espirituales y basadas en la fe, y para reconocer el daño que el cristianismo ha cometido en muchos de los contextos de ECAP.

¡Absolutamente! Invitamos a las personas de todos los credos y orígenes a ser parte de ECAP. Estamos construyendo una comunidad por la paz radical que es inclusiva y celebra la diversidad. Todas las personas son bienvenidas a la mesa.

¡Absolutamente! Queremos mantener todas nuestras relaciones con las congregaciones. Creemos que nuestro camino de acción por la paz requiere que todos caminemos juntos y nos apoyemos mutuamente. Queremos trabajar con las congregaciones para que nos podamos dotar de recursos en la búsqueda de la paz y la justicia. Nuestra Coordinación de Promoción y Vinculación estaría contenta de organizar un orador, un predicador o un taller para su congregación. Puede contactar outreach@cpt.org para acoger a una persona de ECAP en su comunidad o puede consultar nuestra página de talleres y entrenamientos para verificar cual taller es el más adecuado para su congregación.

¡Sí! Muchas personas de ECAP han hecho este trabajo desde sus orígenes cristianos y por esta razón continuaremos siendo una voz alternativa a la corriente principal de la Iglesia. Además, continuaremos haciendo actividades de enlace con las congregaciones. Esto nos hace diferentes de otras organizaciones seculares, no hemos renunciado a las iglesias y a su llamado a trabajar por la paz.

¡Sí! ECAP continúa siendo un lugar donde las congregaciones pueden seguir el llamado a trabajar juntas por la paz. Al participar en delegaciones en grupo las congregaciones tienen la oportunidad de aprender y participar en actos significativos de solidaridad por la paz.

¡Absolutamente! Cada persona llega a esta labor desde medios diversos y acogemos a todas las personas que comparten nuestros valores de igualdad, dignidad humana, justicia y paz. Queremos crear un espacio para todas las personas unidas en torno a nuestra misión de construir alianzas y transformar la violencia y la opresión.

ECAP es una organización distinta en cuanto a misión, visión y valores como también por las alianzas que se han construido durante más de 35 años. Esto no ha cambiado. Lo que ha cambiado es el nombre de ECAP para reflejar un largo camino de aprendizaje y evolución. ECAP anima a todas las personas para que contribuyan con su espiritualidad, su fe o lo que sea que nos motive en el trabajo por la paz. ECAP es tan distinta a otras organizaciones hoy como lo fue en el pasado.

No. Cada equipo trabajará dentro de su contexto para implementar el cambio y actualizar su registro con los gobiernos locales; en algunos casos, como el de Kurdistán iraquí, el proceso tomará un tiempo y el equipo continuará a funcionar bajo el nombre de Equipos Cristianos de Acción por la Paz temporalmente. En el contexto colombiano ECAP cambiará a Equipos y Comunidades de Acción por la Paz.