COLOMBIA: Voces para la justicia y la paz de Colombia

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp
Print

redECAP
10 de Noviembre 2011
COLOMBIA: Voces para la justicia y la paz de Colombia

 

Después
del Congreso que ECAP llevó a cabo a  mediados de octubre, Stewart
Vriesinga de ECAP Colombia y Angélica Castellanos de CAHUCOPANA [La
Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste
Antioqueño] la cual  es una de las organizaciones que ECAP acompaña,
participaron en una gira de conferencias entre el 18 y el 25 de octubre.
Les agradecemos a todos los que ayudaron con esta gira éxitosa.

 

El siguiente artículo acerca de la relación entre ECAP y CAHUCOPANA es dePrensa Rural (www.prensarural.org).

Voces para la justicia y la paz de Colombia  

 

Entre
los días del 13 al 16 de octubre se llevó a cabo en la ciudad de
Chicago, estado de Illinois (USA), el 25 aniversario de Equipos
Cristianos de Acción por La Paz- ECAP-, organización internacional que
realiza acompañamiento en zonas de conflicto armado, actualmente hace
presencia en Palestina, Irak, Canadá y Colombia.

 

Este
año la Corporación Acción Humanitaria Por la Convivencia y la Paz del
Nordeste Antioqueño CAHUCOPANA, como organización campesina fue invitada
a presentar sus experiencias en el marco del congreso, «Re-imaginado
Alianzas solidarias para la Paz», en el que se buscaba dar a conocer las
experiencias a nivel internacional y mostrar así la importancia que
desempeñan haciendo acompañamiento a las organizaciones que llevamos a
cabo procesos sociales en medio del conflicto armado.

 

Fue
grato para nuestra organización poder escuchar por parte de los otros
exponentes entre ellos: Fathiyeh Gainey de Palestina, y Mohamed Salah de
Irak, como de la mano de ECAP, luchan por la resolución de conflictos y
construcción de procesos de paz cada uno para sus comunidades.

Angela
Ángela de Cahucopana y ECAP colaboran en una acción pública.

 

ECAP
viene acompañando a nuestra organización desde el año 2009, y juntos
hemos llevado a cabo diferentes acciones de visibilización de la guerra,
denunciado la insistente violación a los derechos humanos, el
desplazamiento y el despojo al que se ven sometidos los campesinos en
Colombia. Podemos decir que a lo largo de su acompañamiento, hemos
compartido un camino de reivindicación y de lucha por la permanencia del
campesinado del Nordeste Antioqueño en sus tierras.

 

Como
organización campesina concebimos que las principales causas del
conflicto armado en Colombia sea la disputa por el derecho a la tierra y
la mala distribución que hay de la misma, por esto reafirmamos nuestra
lucha y continuamos resistiendo en nuestros territorios, bajo la
exigibilidad del respeto y la reconfiguración de un territorio
campesino. Pero estamos seguros que ahora con la implementación del
Tratado de Libre Comercio entre Colombia y Estados Unidos nuestras
problemáticas aumentaran, el despojo de nuestras tierras seguirá en
aumento, la crisis humanitaria se agudizará y el índice de desempleo en
los colombianos será más alto. Ahora nuestras luchas serán más fuertes y
es necesario retomar alianzas con organizaciones internacionales que se
quieran sumar a la defensa de los intereses de las campesinas y
campesinos colombianos, este fue uno de los llamados que Cahucopana hizo
a todos los participantes en el congreso.

 

Nuestra
presencia en este espacio deja como resultado una relación más estrecha
y un compromiso, fundamentada en la necesidad de enfocar esfuerzos en
la búsqueda de la solución política a los conflictos colombianos,
mediante el llamado Continuo y la exigencia tanto al Gobierno nacional
como a los actores en contienda, a que Colombia necesita encontrar los
caminos que conduzcan a poner fin a la guerra por medio del intercambio
civilizado de las opiniones en busca de soluciones definitivas de las
causas políticas, económicas y sociales que generan el conflicto.

 

ECAP
y Cahucopana, continuaran en el camino de acompañamiento, de formación y
de resistencia, entre las comunidades campesinas del Nordeste, mientras
en nuestros corazones permanece la esperanza de una paz verdadera.

Read More Stories

Ir al contenido