Las personas migrantes enfrentan un mayor peligro a medida que la Guardia Nacional militariza la frontera

El intento del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, de abordar la influencia de los cárteles fracasó cuando les legisladores mexicanos votaron para militarizar la Guardia Nacional.
Facebook
Twitter
Email
WhatsApp
Print
La militarización de la Guardia Nacional se evidencia a través de las nuevas medidas de seguridad en el CRM donde se han instalado nuevas puertas y alambre de púas.
La militarización de la Guardia Nacional se evidencia a través de las nuevas medidas de seguridad en el CRM donde se han instalado nuevas puertas y alambre de púas.

Durante los últimos 20 años, los cárteles mexicanos se han vuelto cada vez más poderosos por medio de su control del comercio ilegal de drogas y el movimiento de personas migrantes a través de México y hacia los Estados Unidos. Estas organizaciones criminales utilizan amenazas, intimidación, secuestro y soborno del gobierno y autoridades policiales para facilitar el movimiento de drogas y de personas migrantes e incrementar su lucrativo negocio. Fácilmente han comprado a personas funcionarias y fuerzas del orden, matando o desapareciendo a quienes se han resistido. Las personas migrantes también son amenazadas y asesinadas si no pueden pagar.

A medida que los cárteles criminales en México han tomado cada vez más control del movimiento de drogas y de personas migrantes, el Gobierno Mexicano se esfuerza por responder de manera efectiva. Durante años, el Gobierno empleó al ejército para combatir la influencia de los cárteles, pero esto solo exacerbó la violencia, los asesinatos y la corrupción. En el 2019, el recién electo presidente Andrés Manuel López Obrador estableció la Guardia Nacional, aparentemente para quitar la aplicación de las manos de les militares. También argumentó que la Guardia Nacional no estaría sujeta a presiones de corrupción e intimidación. Eventualmente, el presidente abolió la Policía Federal—el organismo de investigación y aplicación controlado por personas civiles que responde a las amenazas de los cárteles—colocando toda la autoridad para la respuesta de los cárteles en manos de la Guardia Nacional. Pero la semana pasada, la legislatura nacional mexicana votó a favor de militarizar la Guardia Nacional, colocándola bajo el departamento de defensa.

En las grandes ciudades fronterizas del norte como Tijuana y El Paso, e incluso en ciudades más pequeñas como Agua Prieta, el Gobierno Mexicano ha desplegado un número cada vez mayor de oficiales de la Guardia Nacional para combatir los cárteles, trabajar en la Aduana Mexicana en el Puerto de Entrada y supuestamente proteger a las personas migrantes. El gobierno también ha proporcionado dinero para aumentar la seguridad en el refugio para personas migrantes y en el Centro de Recursos para Migrantes, el cual ofrece recursos para las personas migrantes que han sido devueltas a México.

  • Oremos para que la militarización de la Guardia Nacional no sea un paso más en el declive democrático de México.
  • Para las personas del norte global: arrepiéntanse de su codicia y desprecio por los derechos humanos ya que esto ha sido una de las causas de la violencia que ocurre en México.
  • Lamentémonos por el pueblo de México que está atrapado entre fuerzas en guerra.
  • Aflijámonos por las personas migrantes y por sus familias que son impotentes para protegerse a sí mismas.
  • Oremos por valentía para aquellas personas que trabajan y que se ofrecen como voluntarias con personas migrantes en situaciones peligrosas.

Read More Prayers

Ir al contenido