Un final tranquilo para el Título 42

La oleada de personas migrantes que se esperaba en la frontera entre EE. UU. y México después del fin del Título 42 nunca llegó, pero las rutas migratorias siguen siendo muy activas y EE. UU. aún carece de estrategias migratorias humanas.
Facebook
Twitter
Email
WhatsApp
Print
Asylum seekers line up to board a bus, while a borders agent patrols the line.

El tan esperado fin del Título 42una política de la era Covid que permite la expulsión inmediata de personas que ingresan al país sin documentosocurrió el 11 de mayo del 2023. Después de esa fecha, las personas migrantes estarían sujetas nuevamente a las disposiciones anteriores del Título 8 de ley de inmigración de los Estados Unidos.

Las personas funcionarias del gobierno advirtieron sobre un gran número de personas migrantes que se reúnen en México para invadir la frontera. El presidente estadounidense Biden dijo que la frontera entre Estados Unidos y México sería «caótica por un tiempo» y envió tropas militares en servicio activo como fuerzas de respaldo para la Patrulla Fronteriza. Las comunidades fronterizas se movilizaron para recibir un gran número de personas migrantes recién llegadas en busca de asilo.

Sin embargo, después de unos días ajetreados, la oleada de personas  inmigrantes no llegó. El final silencioso del Título 42 puede ser el resultado de la implementación de nuevas medidas políticas severas y límites estrictos para las personas migrantes de algunos países (ver 10 Cosas que Debe Saber Sobre el Fin del Título 42 de la Oficina de Washington para Asuntos Latinoamericanos).

Aunque el número de personas que esperan en México ha aumentado dramáticamente, no ha habido una acumulación significativa en Agua Prieta, Sonora, que limita con Douglas, Arizona, ni ha llegado gente en masa al refugio para personas migrantes, CAME. En Douglas, sin embargo, las personas funcionarias de la ciudad, incluyendo al jefe de policía y a el alcalde, las comunidades religiosas y otras personas ciudadanas interesadas trabajaron con la Patrulla Fronteriza y con la Aduana y Protección Fronteriza en el Puerto de Entrada para prepararse para lo que sucedería el 11 de mayo. La Patrulla Fronteriza informó a las personas funcionarias que los autobuses transportarían a las personas migrantes detenidas en el oeste de Arizona hasta Douglas, donde otros autobuses del estado de Arizona las recogerían y las llevarían al albergue Casa Alitas en Tucson. Aparentemente, la Patrulla Fronteriza no pudo llevar a las personas migrantes directamente a Tucson. Además, si los autobuses de la Patrulla Fronteriza tuvieran más personas migrantes de las que podrían llevarse a Tucson, esas personas serían liberadas en Douglas. La comunidad local se movilizó para proporcionar alimentos y vivienda, atención médica y transporte. Varios autobuses llegaron a Douglas en la mañana y en la tarde del 11 de mayo, y durante varios días a partir de entonces, trayendo gente de todo el mundo, pero nadie pasó la noche en Douglas. Cada persona fue directamente a Tucson, donde podían hacer más planes de viaje. Una semana después, los autobuses dejaron de llegar.

Los refugios a lo largo de la frontera estaban ocupados, pero en ninguna parte estaba abrumado overwhelmed. Este resultado no significa que se evitó la crisis. Estados Unidos aún necesita desarrollar una estrategia efectiva a largo plazo para manejar a las miles de personas en situaciones peligrosas que buscan solicitar asilo.

  • Oremos por valentía y seguridad continuos para todas aquellas personas que viajan.
  • Pidamos que las personas migrantes estén protegidas de aquellas personas que se aprovecharían de ellas.
  • Demos gracias por las comunidades y organizaciones fronterizas que se han comprometido a ayudar a las personas solicitantes de asilo y otras personas migrantes.
  • Oremos para que el gobierno de los Estados Unidos instituya políticas humanas para otorgar asilo.
  • Como siempre, para las personas ciudadanas estadounidenses, arrepiéntanse de las ventajas económicas, sociales y políticas que disfrutan sobre las espaldas de los pobres del mundo.

Read More Prayers

Leaders of CAHUCOPANA host a humanitarian visit for local community members and delegates to address the increase in violence in the Northeast Antioquia region

Los asesinatos continúan en el campo colombiano

A medida que la violencia continúa intensificando en las regiones rurales de Colombia, las organizaciones socias de ECAP exigen una respuesta del gobierno que vaya más allá de la acción militar.

Ir al contenido