SOLIDARIDAD CON LOS PUEBLOS INDÍGENAS: Shabat en el Powwow

por Rebecca Lash

El tambor del powwow* sonaba de trasfondo mientras que dos miembros de nuestra delegación al Resguardo Indígena de Grassy Narrows nos lideraban en la kabalat shabat, el ritual judío que precede el shabat. Siendo la primera delegación interreligiosa de solidaridad indígena de los Equipos Cristianos de Acción por la Paz, le dimos la bienvenida al día judío de descanso para conmemorar el comienzo de nuestra aventura juntes. Mientras que el sol se ponía sobre el río English-Wabigoon, nosotres combatíamos una nube de mosquitos, cantábamos oraciones y mirábamos el powwow.

Como judíes y cristianes, estamos participando en esta delegación para aprender qué significa ser responsables con las obligaciones que se desprenden de los tratados y discernir cuál es nuestro rol en el trabajo solidario como invitades no indígenas en la Isla Tortuga. Durante la primera semana de nuestra delegación, reflexionamos muchas veces sobre el rol cómplice de nuestras tradiciones religiosas con la colonización y la supremacía blanca; al tiempo que reconciliábamos esta crítica con el hecho que nuestras comunidades de fe nos motivan para ser activistas. Para Andrea, una participante no canadiense de la delegación, el mensaje de Jesús nos invita a participar activamente en el trabajo de solidaridad. Ella argumenta que la naturaleza binaria de la justicia incluye sanar a les oprimides y la capacidad de transformación de les opresores. Un proceso central en el mensaje de Cristo. Para otres delegades, quienes son cristianes y canadienses, lidiar con el rol de las iglesias en el sistema de escuelas residenciales y sus impactos intergeneracionales en las comunidades y personas indígenas, son centrales para reflexionar sobre cómo mantener su fe cristiana mientras se involucran en el trabajo decolonizador.

En contraste con les participantes cristianes, les delegades judíes están reflexionando sobre el rol de Canadá proveyendo refugio para su pueblo, especialmente después de la Segunda Guerra Mundial. Mis propies abueles son sobrevivientes del holocausto, lo que me hace reflexionar sobre la naturaleza contradictoria de mis identidades, una como refugiada judía y otra como ciudadana canadiense colonizadora. Canadá dio refugio a mis ancestres en el momento más urgente, y eso hizo que hoy en día yo me beneficie de los recursos que le están arrebatando a las naciones indígenas, recursos que mi gobierno debería haber distribuido equitativamente con estas de acuerdo a los tratados. Como canadiense, yo tengo la responsabilidad de exigirle a mi gobierno que cumpla con los tratados firmados con las naciones indígenas.

Yo me uní a esta delegación con el objetivo de aportar mi grano de arena en deshacer el legado del colonialismo, especialmente después de aprender de las y los líderes de la comunidad de Grassy Narrows, y a través de la vinculación en el trabajo de solidaridad de base. En esta delegación, ese trabajo ha incluido amarrar lonas al marco de un wigwam** que las mujeres indígenas de Grassy Narrows van a utilizar en los próximos días en una ceremonia. Mientras que amarraba las lonas, pequeños fragmentos de hojas muertas caían del techo y se depositaban alrededor de una olla miniatura de cobre que cuelga como dije en mi collar. Los collares fueron un regalo que la anciana Judy Da Silva hizo a nuestra delegación como un pequeño símbolo de la protección del agua. Judy es una líder de Grassy Narrows que ha luchado incansablemente contra la expansión de la tala industrial, un proceso de resistencia que ECAP y sus delegaciones ha estado acompañando en el terreno.

 

*Ceremonia-Festival indígena que se adelanta en verano y celebra su cultura, tradiciones, música, danza, etc. 

**Carpa en forma de domo que se construye entrelazando ramas de los árboles y cubriéndola con pieles de animales o lonas. Tradicionalmente servía de vivienda, hoy en día tiene un uso más sagrado.