NIGERIA: Viudas de Asesinados Por Boko Haram Encuentran Sanidad En Apoyo Mutuo

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp
Print

redECAP
30 de Junio 2015
NIGERIA: Viudas de Asesinados
Por Boko Haram Encuentran Sanidad En Apoyo Mutuo

por
Peggy Gish 

[Nota: ECAPer Peggy Gish ha
estado trabajando en un equipo de crisis para la Iglesia de los Hermanos en
Nigeria. Este articulo ha sido adaptado para RedECAP. El original esta
disponible en on her website.]

Entre las  victimas mas vulnerables de Boko Haram, están
las mujeres que han perdido no solo sus hogares y posesiones, sino también sus
esposos, y han tenido que encontrar una manera de cuidarse a si mismas y a sus niños
solas. En mis tres meses entre ellas, he conocido a una cantidad de esas
mujeres, pero tres las he conocido mas personalmente. 

Naomi
La niña de un año gatea por el piso de la sala de recepción  en los cuarteles generales de EYN (Ekklesiyar
Yan’uwalesia de Nigeria o de los Hermanos en Nigeria) en Jos. Ella tiene una
sonrisa rápida y una cara inquisitiva.  Cada vez que se dirige a la
puerta, a los escalones de afuera, Naomi, su madre se levanta y la agarra justo
a tiempo.

Naomi
trabajaba como secretaria en los anteriores cuarteles generales cerca de Mibi,
cuando Boko Haram hizo el ataque el 29 de octubre, 2014. Ella y sus hijas,
Blessing (18) y Hope (1)  se escaparon
con otros . Su esposo, Bello Philip Mwada, y sus tres hijos Moses, Emmanuel, y Haruna,
que se fueron mas tarde, fueron asesinados por Boko Haram. Ella cree que su
esposo, un miembro de la Fuerza Policial de Nigeria , fue señalado porque
varias  veces el descubrió que militantes
venían a una comunidad particular y les aviso así los residentes se escapaban.

Ahora viven en Jos y ella trabaja en los cuarteles temporarios de EYN. Blessing
pronto terminara la escuela secundaria y espera poder ir a la Universidad, pero
no sabe como lo hará financieramente.  A pesar de sus perdidas y dolor,
Naomi expresa su gratitud por la comunidad EYN que la ha ayudado durante estos
tiempos difíciles, y a Dios que le da Fortaleza.

Un
dia, mientras me senté con Naomi en la recepción, lloramos mientras hablábamos
del dolor y temor que una mujer enfrenta al perder su esposo repentinamente,
sin mencionar el trauma agregado de regresar y encontrar los cuerpos de el y
sus hijos y arreglar el entierro.

Elizabeth
Conocí a Elizabeth, de Mubi,  en un
entrenamiento de sanidad de trauma de dos semanas. Durante el tiempo provisto
para que los participantes compartan lo que habían pasado, ella saco todo su
enojo.

“Cuando Boko Haram ataco ,” ella dijo al grupo , “mi marido y tres hijos
desaparecieron mientras estaban intentando escapar, y siguen sin aparecer, así
que creo que están muertos. Me llevo cuatro días  llegar a un lugar de refugio”.

Durante la hora del almuerzo, Elizabeth y yo caminamos alrededor del centro de
retiros. A pesar de que ella sabia poco ingles, me señaló las cashew, guava,
maringa y otras frutas en los arboles, y me dijo su nombre en lengua Hausa.
Pude ver que ella estaba encontrando sanidad en conexiones no solo con otros
que estaban pasando por el mismo proceso de sanidad, pero también con la
hermosura y vida de vegetación de su tierra nativa. 

Mónica
Una de las historias mas difíciles que he escuchado fue la de Mónica. En el
2009, en medio de la noche, los militantes de Boko Haram entraron a su casa en
el pueblo de Michika.  Monica presencio la decapitación de su marido y el
corte de garganta de dos de sus tres hijos . Luego brutalmente le cortaron su
brazo izquierdo mientras levanto su brazo para defenderse. Luego le cortaron su
garganta y la dejaron para que se muera

Un
vecino la encontro con vida, y la llevo al hospital. Desde entonces, ella ha
tenido muchas cirugías para reparar su garganta y brazo y todavía se necesitan
mas. Pero mas duro para ella ha sido tener que lidiar con su trauma de su
ataque y la perdida de su esposo y dos de sus hijos. Ahora ella y su hijo viven
en Jos.

Yo
veo ocasionalmente a ella y Naomi hablar tranquilamente mientras toman un
descanso en su trabajos. Lo que me sorprende, es la Fortaleza que ella
demuestra mientras sigue adelante, eligiendo su vida. Ella le atribuye esto a
su fe, pero también a las oraciones, confort y apoyo de otras viudas y amigos.  

La
vida no es fácil para Naomi, Elizabeth, y Mónica, y muchas otras viudas. Como
otros, ellas están inciertas sobre su futuro hogar y medios de sostén. Las
tres, como otros que han sido desplazados, reciben comida y suplementos
distribuidos por EYN u otras ONGs . Todas han participado en entrenamientos de
sanidad para viudas, entendiendo que su dolor y duelo no se disiparan rápidamente.
Ellas encuentran sanidad mientras expresan su dolor y buscan perdonar. Y
encuentran sanidad no solo con el apoyo de otros, pero devolviendo el apoyo
amoroso a otros que están enfrentando la perdida.  

Los Equipos Cristianos de Acción Por La Paz
han tenido que descontinuar su trabajo en África en el 2008 luego de la crisis financiera
y continua rechazando invitaciones para apoyar el trabajo de hacedores de paz
en Nigeria, Uganda, DRC, Egipto y otros lugares de conflictos letales. https://www.cpt.org/participate/donate

 

 

Categories

Read More Stories

the view of the fortified Salaymeh checkpoint from the side of the road where CPT monitors activity of the occupation. A white van parked on the side of the road obstructs part of the checkpoint.

“¡Sálvese!”

Un soldado alega ofrecer seguridad y protección en el área H2 de al Khalil/Hebrón, mientras su propia presencia ha interrumpido la educación, la salud y las vidas de familias palestinas: Esta es la contradicción de la ocupación.

Two people sit on a bench, one wears a white baseball cap and jacket, and a black hijab. The other wears a red CPT cap and vest, and sunglasses.

Un patio de recreo para la liberación

La familia Tamimi en Al Khalil/Hebrón está construyendo un parque infantil y un jardín para su comunidad, aferrándose firmemente a la convicción de que sus hijes o nietes verán la liberación.

¿Alguna vez ha participado en una delegación de ECAP?

Ir al contenido