LESVOS: No one is an island

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp
Print

redECAP
26 de febrero
2018
LESBOS: Ningún ser humano es una isla

por Chihchun Yuan

El
12 de febrero, en el centro de la ciudad de Mitilene en la isla de Lesbos, un
encuentro social conmemoró a los civiles sirios que perdieron sus vidas con la
bomba que explotó recientemente. En las últimas semanas, los ataques aéreos
sancionados por el gobierno turco han matado y lesionado a cientos de civiles
en Afrin, Siria. La población civil kurda que vive allí está intentando
establecer seguridad social formando un territorio autónomo. Los ECAP-Lesbos ayudaron
a difundir este mensaje y a entablar conversaciones acerca de esta situación con
los peatones que estuvieron presentes.  

En
una conversación sobre los efectos de la agresión militar turca sobre los
refugiados que intentan llegar hasta la Unión Europea (UE), un médico compartió
una observación sobre una misión de rescate llevada a cabo por las autoridades.
Nuestro contacto presenció, por ejemplo, como la guardia costera de Turquía
abordó un pequeño bote de refugiados de una manera muy intimidante. Debido a la
Declaración UE-Turquía, el gobierno turco recibe dinero de la UE para impedir que
los botes de refugiados entren a Grecia. Esta colaboración entre la UE y Turquía
es especialmente preocupante ya que Turquía es al mismo tiempo el país lanzando
los ataques que obligan a estas personas a dejar su país natal. Hay una correlación
directa entre la crisis de refugiados y los ataques que están ocurriendo en
Siria, Irak y otros países del Medio Oriente. 

La
UE ha implementado esta política de enviar refugiados a terceros países
“seguros”. Al ubicarse detrás de estos “terceros países”, la UE está evadiendo su
responsabilidad internacional y está violando su propia cultura de derechos
humanos. ¿Cuáles son estos “países seguros”? Se incluye entre estos a Turquía
como también a países en Norte América. Casi anualmente, las Naciones Unidas,
las Comisiones Europeas y el Departamento de Estado norteamericano publican
informes de derechos humanos o informes humanitarios para abordar el tema de la
inestabilidad política y social de los llamados “terceros países seguros”. A
pesar de estos informes, muchos políticos blancos no sienten ningún
remordimiento al situar su responsabilidad en los hombros de las personas de
otros colores.

Por
ejemplo, Turquía ha estado involucrada en el ataque a grupos minoritarios en
Siria y ha implementado políticas para oprimir los derechos de los ciudadanos en
su propio territorio, lo cual afecta negativamente la fuerza de la sociedad
civil. Para acoger a los refugiados, los esfuerzos de la sociedad civil son
esenciales. Véase esta evaluación relacionada en Country of Origin
Information Report Turkey Country Focus
, que fue publicado por la Oficina
Europea de Apoyo al Asilo (EASO).

A
los ECAP-Lesbos nos gustaría que nuestrxs seguidorxs continúen poniendo
atención a las acciones militares y a la agenda política de la hegemonía blanca,
como también que apoyen a las organizaciones de base cercanas. Tenemos que
fortalecer la capacidad de la sociedad civil. Como dice Haruki Murakami, “entre
un muro alto y duro y un huevo que se quiebra contra él, sin importar cuánta
razón tenga el muro o equivocado esté el huevo, permaneceré del lado del
huevo… Para combatir contra el muro, debemos juntar nuestras almas para
reunir calor y fuerza. No debemos dejar que el sistema nos controle o decida
quienes somos. Fuimos nosotros quienes creamos el sistema.” (“Haruki Murakami
cautions against excluding outsiders”, The
Guardian
, 1 de noviembre, 2016)

Categories

Read More Stories

Ir al contenido