SOLIDARIDAD MIGRANTE EGEA: Asedio en Lesbos

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp
Print

Foto: Demostración en Mitilene, Lesbos, para detener la deportación masiva de refugiades a Turquía. Por Phil Mike Jones/ Flickr

Por ECAP- Solidaridad Migrante Egea

Durante los últimos años, la isla de Lesbos se ha convertido en una zona de excepción para la práctica de la normatividad migratoria que afecta a miles de personas que cruzan el norte del mar Egeo de Turquía a Europa.

El establecimiento de las islas de confluencia en el 2015 (Lesbos, Quíos, Samos, Leros y Cos), en conjunción con el tratado adelantado en el 2016 entre la Unión Europea y Turquía, el cual se enfoca en reubicar a les solicitantes de asilo rechazados a un tercer país seguro; convirtió las islas en prisiones masivas al aire libre. Les migrantes han sido restringidos geográficamente a una región en la que hacen presencia varias instituciones europeas con el objetivo de acelerar las solicitudes de refugio. Estas medidas de aceleramiento significaron en la práctica una aprobación tácita al abuso del debido proceso por parte de las agencias europeas de asilo.

El verano del 2017 fue testigo de una serie de protestas, huelgas de hambre y tomas que demandaban que el Gobierno acabara con el abuso administrativo enquistado en el proceso de asilo y que prestara atención a las condiciones miserables de hacinamiento en Moria, el mayor campo de refugiades de la isla. Las manifestaciones también exigían la terminación de las restricciones geográficas, un protocolo que deja a las personas en el limbo mientras esperan una decisión sobre las solicitudes de asilo, transferencias, detenciones y deportaciones. En la mayoría de los casos, las protestas pacíficas han sido respondidas con brutalidad. La Policía y la Fiscalía han sido vistos adelantando arrestos arbitrarios y utilizando técnicas de castigo colectivo, incluyendo el chantaje y la amenaza a informantes para que testifiquen en contra de otros miembros de la comunidad, afectando drásticamente la veracidad de las evidencias sobre las cuales consiguen condenas cuestionables.

Las prioridades del sistema criminal de justicia son claras. Lesbos se ha convertido en un laboratorio para la detención y el castigo, un terreno de prueba en que el Estado, la Policía y la Fiscalía ensayan hasta donde pueden violar la normatividad y contra quiénes. Les migrantes normalmente esperan años en detención esperando un juicio, mientras que los pandilleros de extrema derecha que atacaron a les manifestantes afganes en abril 22 del 2018 permanecen libres. Este doble estándar del sistema de justicia es un ejemplo de racismo institucional.

En octubre de 2019, ECAP-Solidaridad Migrante Egea dio hospedaje a cinco de trece acusades que estaban a la espera de ser juzgados por haber participado en las protestas pacificas de noviembre de 2017. Su defensa fue asumida por la Sociedad Hebrea de Ayuda a les Inmigrantes, una organización amiga de ECAP-Solidaridad Migrante Egea. La defensa argumentó que les migrantes habían ocupado un espacio público por una condición de necesidad en respuesta a incidentes violentos ocurridos en el sobre poblado campamento de Moria. En su declaración final, el abogado de la Fiscalía argumentó, “¿qué estaban esperando encontrar estas personas, un paraíso?” Este caso fue uno de tantos juicios adelantados contra manifestantes pacíficos que eventualmente fueron declarados inocentes por las cortes.

Estos juicios han aplastado la moral de les migrantes para resistir el trato inhumano de encerramiento en las islas egeas. Las condiciones se han deteriorado aún más. Más de 15.000 personas viven ahora en el campamento de Moria, un espacio designado para hospedar un máximo de 3000 personas, por lo cual se han expandido al olivar que la rodea, En julio de 2019, cuando el gobierno de centro-derecha de la Nueva Democracia fue elegido -haciendo campaña con una plataforma anti-inmigrante y de apoyo a la ley y el orden-, en lugar de descongestionar la isla y proveer a les inmigrantes con acomodaciones dignas, el Gobierno recién elegido abolió el Ministerio de Migración y asignó los asuntos de migración al Ministerio para la Protección Ciudadana, la institución estatal responsable de la Policía y las prisiones.

El Estado griego ahora trata desvergonzadamente el tema de la migración como un asunto de orden público. Las personas son encerradas en lugares donde no están a la vista y por fuera de la conciencia pública, en campos ubicados a varios kilómetros de los servicios básicos, y cuando estas personas intentan hacerse ver y escuchar, es la Policía la que maneja la situación.

En septiembre de 2019, cuando una serie de incendios fatales ocurrieron en el campamento de Moria, el Jefe de la Policía acusó a les inmigrantes en los medios locales de comenzarlos y atacar al personal del cuerpo de bomberos. En respuesta a estos reportes, les habitantes locales declararon que tenían miedo de salir de sus casas. Más tarde se clarificó que el fuego no fue iniciado por les inmigrantes, sino que fue resultado de fallas en el sistema eléctrico, y que la Policía atacó con gases lacrimógenos a les inmigrantes que estaban tratando de extinguir las llamas.

La respuesta del Gobierno deja claro cuales son sus prioridades: restringir a les inmigrantes y dejar la responsabilidad de acomodar a les migrantes desplazados a ONG’s internacionales y trabajadores humanitaries.

En los días posteriores a los incendios, les migrantes y simpatizantes participaron en protestas simultáneas. Aquellos que hacen parte del movimiento de solidaridad, europeos predominantemente, pudieron marchar libremente por las calles de Mitilene, mientras que las marchas organizadas por les inmigrantes no fueron toleradas. ECAP-Solidaridad Migrante Egea fue testigo de como la Policía antidisturbios y sus tanquetas bloqueaban las salidas del campamento de Moria, previniendo que la marcha de les inmigrantes afectara la normalidad de la ciudad.

La llegada al poder del Gobierno de la Nueva Democracia ha traído políticas represivas que harán el trabajo de ECAP más difícil. Aun así, la severidad de la situación ha hecho que la determinación de les inmigrantes se haya reanimado, con diversas comunidades organizándose y luchando juntas para tener una vida mejor.

Help us get to know you better. Fill out this quick two minute survey.

Read More Stories

Ir al contenido