¡Pide un juicio justo y transparente para los 6 de Moria, basado en la presunción de inocencia

#FreeTheMoria6 – Después del incendio en el campo de Moria: ¡Pide un juicio justo y transparente para los 6 de Moria, basado en la presunción de inocencia!
Facebook
Twitter
Email
WhatsApp
Print
An image of Moria camp after the fire with tents burnt to the ground and the mountains in the background. There is large text across the image that reads "FREE MORIA 6"

El 11 de junio de 2021 tendrá lugar en la isla griega de Quíos el juicio contra cuatro de los seis adolescentes migrantes acusados de incendiar el campo de Moria. Desde el momento de su detención y antes de cualquier proceso judicial, han sido presentados a la opinión pública como los culpables. Dos menores co-acusados ya fueron condenados a penas de prisión en marzo, a pesar de la falta de pruebas y de un juicio plagado de irregularidades.

Nos preocupa profundamente que no se garantice su derecho a un juicio justo basado en la presunción de inocencia y que, en cambio, se les convierta en chivos expiatorios de la inhumana política migratoria de la UE. Nos solidarizamos con los 6 de Moria y contra el mortífero régimen fronterizo europeo.

El 8 de septiembre de 2020, el tristemente célebre campo de refugiados de Moria, en la isla griega de Lesbos, ardió avivado por un fuerte viento. Los incendios generalizados y duraderos, bien documentados y transmitidos casi en directo a través de las redes sociales, volvieron a poner en el punto de mira de los medios de comunicación internacionales la actual política de disuasión a través de condiciones inhumanas en los campamentos europeos en la región del Egeo. (Nota 1)

En lugar de considerar el incendio como un desastre inevitable en una mortífera infraestructura del campamento, el Estado griego detuvo a seis jóvenes migrantes afganos y los presentó como los culpables y la única causa del incendio, intentando sofocar un mayor debate público sobre las condiciones de vida dentro del campamento y la responsabilidad política. Los incendios se produjeron en un momento en el que el número de personas que vivían en el campamento había alcanzado 12.000, las restricciones de circulación llevaban casi seis meses en vigor y el miedo a Covid-19 se estaba extendiendo dentro del campamento. Una semana antes del incendio, la primera persona había dado positivo. En lugar de trasladar a las personas infectadas fuera del campo y mejorar las condiciones de vida de las personas atrapadas dentro, el gobierno planeó sellar completamente todo el campo con una doble valla de alta seguridad con alambre de espino encima y reprimió violentamente cualquier protesta. (Nota 2)

No solo las autoridades niegan toda responsabilidad, sino que también hay razones para suponer que los acusados no pueden esperar un juicio justo y equitativo. Las autoridades los presentaron como culpables desde el momento de su detención. El ministro griego de Inmigración y Asilo declaró -solo una semana después del incendio- que “el campamento fue incendiado por seis refugiados afganos que fueron detenidos”, violando su derecho a un juicio justo bajo la presunción de inocencia. Cinco de los 6 de Moria eran menores de edad cuando fueron detenidos, pero solo dos de ellos fueron reconocidos como tales por el Estado griego y, en consecuencia, tratados de acuerdo con el Código Penal de Menores.

La preocupación ya se hizo realidad cuando los dos reconocidos oficialmente como menores fueron juzgados en marzo de 2021. En ese momento, los dos ya habían estado en prisión preventiva durante casi seis meses, el periodo máximo legal para los menores, y en consecuencia deberían haber sido liberados pronto. En una audiencia judicial convocada apresuradamente que incumplió las normas procesales básicas (nota 3), fueron declarados culpables a pesar de la falta de pruebas y condenados a cinco años de prisión.

El caso de los 6 de Moria no es la primera vez que personas migrantes son detenidas y acusadas arbitrariamente en Grecia (véase el caso de los Moria 35). Esta práctica forma parte desde hace tiempo del inhumano régimen fronterizo de la UE. Sin embargo, en el entorno político actual, la criminalización de la migración ha alcanzado un nuevo nivel, al igual que las expulsiones colectivas ilegales de migrantes por parte de las autoridades.

Pedimos un juicio justo y transparente el 11 de junio.

Nos solidarizamos con los 6 de Moria y contra el mortífero régimen fronterizo europeo.

Exigimos a la UE y al Estado griego que asuman su responsabilidad por los campos inhumanos que han creado deliberadamente y por el sufrimiento humano que está provocando.
– ¡Acabemos con la contención de las personas en los márgenes de la UE!
– ¡Acabemos con el acuerdo UE-Turquía!
– ¡No más Morias!
– ¡Libertad para los 6 de Moria!

++ Firma el llamamiento, comparte la información, organiza acciones de solidaridad bajo el hashtag #FreeTheMoria6 ++

Todos los grupos de solidaridad que quieran firmar, por favor envíen un correo electrónico antes del 5 de junio de 2021 a freethemoria6@riseup.net

Publicado primero en la página: https://freethemoria6.noblogs.org/


Notas:

(1) El incendio había sido precedido por muchos otros de menor envergadura a lo largo de los años, causados, por ejemplo, por cables defectuosos o al cocinar. Como consecuencia murieron dos migrantes kurdos en noviembre de 2016, Faride Tajik en septiembre de 2019 y una niña de 6 años en marzo de 2020. Hasta el día de hoy, ningún organismo estatal, institución gubernamental o funcionario de la gestión de los campamentos ha rendido cuentas por estos incendios derivados del hacinamiento y de la mortífera infraestructura de los campamentos.

(2) De marzo a septiembre de 2020, mientras se imponían restricciones a la circulación en el campamento, hubo protestas continuas: contra la falta de medidas de salud pública, huelgas de hambre contra la detención arbitraria, manifestaciones tras brotes de violencia mortal. La policía respondió bloqueando la comunicación del campamento con el exterior, amenazando a los presuntos organizadores con la detención, y utilizando a veces gases lacrimógenos y bombas de humo. La respuesta al incendio no fue diferente. El Estado griego declaró el estado de emergencia, envió unidades de policía antidisturbios de Atenas a Lesbos y utilizó gases lacrimógenos contra los migrantes que habían perdido todas sus pertenencias en el incendio y estaban dispersos en la calle, acampando en los bordes de la carretera. La policía tampoco protegió a las personas cuando grupos armados de extrema derecha las acosaron.

(3) Por ejemplo, el testigo principal de cargo, que había provocado la detención del acusado con su testimonio, no compareció y supuestamente no pudo ser localizado por las autoridades. Sin embargo, se permitió a la fiscalía leer su declaración escrita, a pesar de que los abogados objetaron que esto violaba el derecho de los acusados a interrogar a cualquier testigo en su contra, un derecho fundamental confirmado por el CEDH.

Read More Stories

Ir al contenido