Retraso de la «justicia» en el juicio de apelación: ¡Amir y Akif serán liberados por fin!

Comunicado de prensa de las iniciativas del Legal Centre Lesvos, Solidaridad con Migrantes en la Región Egea, borderline-europe e.V., You can’t evict Solidarity y Deportation Monitoring Aegean del 8 de diciembre de 2022
Facebook
Twitter
Email
WhatsApp
Print

El 8 de diciembre de 2022, el juicio de apelación de Amir Zahiri y Akif Razuli, que había sido aplazado dos veces, se llevó a cabo en Mitilene, Grecia. Al final, el tribunal de apelación compuesto por tres jueces exoneró a Akif, pero condenó a ocho años de prisión a Amir por «conducción de embarcaciones». En comparación con la decisión en primera instancia, su condena se redujo sustancialmente, lo que significa que puede optar a la libertad condicional anticipada. Las iniciativas del Legal Centre Lesvos, Solidaridad con Migrantes en la Región Egea, borderline-europe e.V., You Can’t Evict Solidarity y Deportation Monitoring Aegean observaron el juicio de los dos en Lesbos y hoy celebran su próxima salida de prisión. 

Tras un día de suspenso sobre si el juicio se llevaría a cabo o se aplazaría de nuevo, el juicio comenzó finalmente a última hora de la tarde del jueves. Cuatro testigos declararon a favor de los acusados quienes fueron representados por los abogados del Legal Center Lesvos y de Human Rights Legal Project Samos.

Cuando cerró el juicio, el fiscal propuso que Akif fuera declarado inocente por falta de evidencia de que había estado conduciendo la embarcación y los jueces estuvieron de acuerdo.

A pesar de las dudas sobre la culpabilidad de Amir, el tribunal lo declaró culpable de facilitar la entrada ilegal, es decir «conducción de embarcaciones». Rechazaron el argumento de que Amir fue obligado a conducir la embarcación por la necesidad de salvar la vida de su familia y de otros en el bote, un motivo legal de absolución. Sin embargo, el tribunal redujo su sentencia a 8 años basado en circunstancias atenuantes, por lo que ahora puede solicitar la libertad anticipada por el tiempo que ha ganado trabajando y estudiando mientras estaba en prisión. Este resultado, aunque insuficiente, es una buena noticia para su familia.

Aunque nunca hubo pruebas creíbles contra ellos, ambos acusados han estado ya casi tres años en prisión.

El testigo de la Guardia Costera, el único testigo del estado contra Akif y Amir, tampoco se presentó ayer a declarar ante el tribunal. En el juicio de apelación programado para abril de 2022, dicho testigo no se presentó, lo cual se utilizó como excusa para posponer el juicio.

Desafortunadamente esto ocurre con frecuencia en los casos de «conducción de embarcaciones» donde la Guardia Costera o la policía son los únicos testigos contra los acusados. Justo el lunes pasado, en el caso de A.B., el tribunal de Mitilene postergó el juicio contra A.B. hasta mayo de 2023 porque el testigo no apareció y tampoco presentó excusa alguna por su ausencia. Aunque el tribunal impuso una multa de 200 euros al agente de la Guardia Costera por no presentarse, se trata de un mero tirón de orejas, mientras que la vida de A.B. se mantiene de nuevo en el limbo durante otros seis meses.

El 8 de diciembre, el testigo de la Guardia Costera quien había rendido testimonio escrito contra Amir y Akif tampoco se presentó en el juicio. Por fortuna, esta vez el juicio se llevó a cabo.

Es importante recordar que los acusados declararon en el primer juicio que cuando llegaron a aguas griegas en su viaje desde Turquía en marzo de 2020 la Guardia Costera Helénica intentó hacerlos retroceder a Turquía y en el proceso dañaron el barco que comenzó a hundirse. Según la declaración de los acusados, la Guardia Costera se vio entonces obligada a subir a todos los pasajeros a bordo y llevarlos a Grecia. De particular importancia, ayer fue el fiscal quien planteó la cuestión, durante su interrogatorio a los acusados, de si hubo o no un intento por parte de la Guardia Costera de obligarlos a retroceder durante la travesía de Amir y Akif. La ausencia continuada del testigo de la Guardia Costera también es digna de mención por las implicaciones de que puede haber estado involucrado en el intento de obligarlos a retroceder, lo cual es el verdadero crimen de este caso.

Unas 40 personas de grupos de solidaridad y de la prensa estuvieron presentes dentro de la sala del tribunal y se congregaron afuera después del juicio. A las 7pm, cuando se anunciaron los veredictos y las sentencias, los dos fueron recibidos con pancartas y coros que celebraban su libertad.

«La exoneración de ayer de Akif Razuli y la sentencia reducida de Amir Zahiri fue una victoria pequeña. Pero es un paso muy pequeño cuando existen todavía miles de personas detenidas en Grecia bajo los mismos cargos simplemente porque buscaban un mejor futuro. Estaremos al lado de todos los encarcelados por cruzar fronteras y lucharemos con ellos por su libertad», dijo Kim Schneider de la iniciativa You Can’t Evict Solidarity. 

Vicky Aggelidou, del Legal Centre Lesvos, quien representó a Akif Razuli declaró: «Tras casi tres años, este resultado es lo mínimo que Akif merece. Vino a Grecia como refugiado y terminó en prisión sin ninguna evidencia en su contra. Esperamos que se derogue la ley injusta contra el contrabando por la que él y Amir fueron acusados y que se acabe la persecución de refugiados en los engranajes de la justicia griega». 

Annina Mullis, observadora del juicio de la Asociación Europea de Juristas por la Democracia y los Derechos Humanos junto con Swiss Democratic Lawyers: «Si solo considero este juicio, no tendría nada que criticar desde el punto de vista del procedimiento. Sin embargo, la acusación a Akif Razuli y Amir Zahiri no está compuesta únicamente de este juicio. Aunque se corrigieran las infracciones anteriores absolviendo a Akif Razuli, éste no recuperará ninguno de los casi tres años que pasó en prisión sin motivo alguno. Y no debemos olvidar que Amir Zahiri fue declarado culpable de nuevo. Aunque la condena se redujo drásticamente y Amir Zahiri ahora puede esperar salir pronto en libertad condicional, sigue siendo una condena por motivos políticos en un juicio que no debería haber ocurrido en primer lugar».

ECAP y el equipo de Solidaridad con migrantes en la Región Egea declaró: «El juicio de ayer parcialmente restituyó una gran injusticia contra Amir y Akif. Esperamos que en el futuro no volvamos a ver casos similares de personas condenadas sin pruebas ni testigos y sin una interpretación adecuada, como fue el caso del primer juicio contra Amir y Akif». 

Contactos de prensa:

Lorraine Leete

Legal Centre Lesvos

@legalcentrelesvos.org

teléfono: +30 695 5074725

Read More Stories

children stand inside a store, one covers his nose with his tshirt, while there is tear gas being fired by Israeli occupation soldiers outside

Vivir al lado de un puesto de control fronterizo

Musbah elige mantener su tienda junto al puesto de control fronterizo y ofrecer su espacio como refugio a les niñes cuando las personas soldado de la Ocupación Israelí atacan, incluso cuando eso pone en peligro a él y a su familia.

the sun rises over a mountain range that divides Iran and Iraq

El hogar no está en ninguna parte

A las personas kurdas iraníes que abandonaron el opresivo régimen iraní en busca de estabilidad se les siguen negando los derechos humanos básicos de estatus y de seguridad en el Kurdistán Iraquí.

Ir al contenido