¿Cuánto tiempo toma el cambio?

Reflexiones sobre más de 20 años de resistencia en Grassy Narrows y la lucha continua contra el racismo
Facebook
Twitter
Email
WhatsApp
Print
Five CPT members stand around Judy

Me pregunto cuánto tiempo tardó una fábrica de papel en verter toneladas de mercurio río arriba de Asubpeeschoseewagong Netum Anishinabek (también conocida como la Primera Nación de Grassy Narrows). ¿Y cuánto tardó alguien en tomar la decisión de deshacerse del mercurio de esta forma? Porque más de 50 años después, los efectos de esta acción aún se sienten en Grassy Narrows. Los cursos de agua y el pescado de la zona siguen siendo inseguros para el consumo y muchos miembros de la comunidad viven con graves problemas de salud debido al envenenamiento por mercurio. Muchos han muerto prematuramente.

A raíz de una reciente visita de regreso a Asubpeeschoseewagong con ECAP-Red de Solidaridad en Isla Tortuga, he estado reflexionando sobre lo que ha cambiado con el tiempo y sobre cuánto tiempo toma el cambio. Lo que me viene a la mente es el recordatorio de Martin Luther King, Jr. de que «el arco del universo moral es largo, pero se inclina hacia la justicia». El cambio hacia el bien se produce, pero parece tomar mucho más tiempo y esfuerzo que verter mercurio o talar un bosque.

Mi primera visita a Grassy Narrows fue en el 2002. Por aquel entonces la comunidad llevaba tres años de su primera demanda contra el gobierno y la industria por violación de los derechos del tratado. El pleito estaba atascado en mociones previas al juicio, las empresas madereras estaban talando las tierras tradicionales y destruyendo las líneas de trampas, y el bloqueo de la carretera maderera parecía inminente. Yo era una universitaria recién licenciada que vivía en Winnipeg, que ingenuamente quería ayudar a hacer cambios positivos y que estaba bastante abrumada por las historias de sufrimiento que había escuchado de la comunidad. El tema con el que me fui fue que «las cosas iban mal y luego empeoraron, y empeoraron, y empeoraron…». Salí de Grassy Narrows con una sensación tan sombría como la de las zonas forestales taladas que visitamos. La comunidad había sufrido décadas de opresión, abandono y racismo, y no creí que hubiera allí suficiente esperanza para dinamizar un bloqueo.

Un gran camión maderero lleno de unidades de madera cerca de Grassy Narrows

Me equivoqué. Al poco tiempo de mi partida comenzó un bloqueo y una cronología de las décadas siguientes muestra múltiples marchas desde Grassy Narrows hasta Toronto, boicots, declaraciones de soberanía, concentraciones en River Run y acciones legales organizadas por la comunidad y un número creciente de simpatizantes para exigir cambios a los gobiernos provincial y federal y a la industria. Cuando regresé a la comunidad en el 2023, todas las empresas madereras de la región se habían comprometido a no aceptar madera del bosque de Whiskey Jack sin el consentimiento del consejo de banda de Grassy Narrows y el gobierno de Ontario acababa de publicar un plan de 10 años de gestión forestal que respeta la moratoria de Grassy Narrows sobre la tala en su territorio. Aunque el gobierno aún no ha reconocido formalmente la declaración de Grassy Narrows como Zona Indígena Protegida y Conservada, estos pasos me dan esperanza.

Las acciones, la defensa y la resistencia de Asubpeeschoseewagong no han tenido el mismo impacto instantáneo que el vertido de mercurio en el sistema fluvial, pero el cambio se está produciendo lentamente.

Cuando pregunté a alguien en Kenora qué cambios había notado a lo largo de los años, la respuesta fue que ahora se ven las personas por la ciudad con faldas de cintas. El racismo sigue estando presente; la actitud de los colonos no ha cambiado tanto como la de los indígenas, que ahora se muestran públicamente orgullosos de sí mismos y de su cultura.

Los investigadores han afirmado que los niveles de mercurio del río ya deberían haber vuelto a la normalidad en la ausencia de fugas. Como esto no ha sucedido, la zona debe estar experimentando una contaminación continua y no solo las secuelas del vertido de mercurio en la década de 1960.1 En el 2016, se encontró mercurio enterrado en la ubicación de Dryden Mill. En Isla Tortuga no solo estamos sufriendo las consecuencias de la colonización, los internados y lo que ocurrió en los años 60, entre otras prácticas destructivas. Aunque cada una de estas es importante, también existe un racismo permanente que se filtra de los sistemas de los colonos a sus actitudes y viceversa.

Me pregunto cuánto tardará la Declaración de la Tierra de Grassy Narrows (creada en el 2015) en volverse innecesaria y redundante. En qué momento los pueblos indígenas no necesitarán «afirmar nuestra soberanía inherente y nuestro derecho inalienable a la autodeterminación en nuestra tierra natal indígena» y declarar repetidamente que «Nuestra tierra y nuestros derechos nos son dados por el Creador y solo el Creador puede quitárnoslos».2  Actualmente, el sistema de concesiones mineras de Ontario no respeta estos derechos, sino que permite a las empresas presentar concesiones sin el consentimiento de las Primeras Naciones. La preocupación de Asubpeeschoseewagong y de otras Primeras Naciones es que estas concesiones mineras sean la próxima lucha.

Aunque «el arco del universo moral» puede inclinarse hacia la justicia, parece necesitar mucha ayuda para hacerlo. Me inspiran las décadas de trabajo para proteger sus tierras de los habitantes de Grassy Narrows. Y me comprometo a poner de mi parte para detener el racismo que sigue filtrándose en nuestra sociedad a través de las políticas gubernamentales, las prácticas de la industria y las actitudes personales.


  1. Wong HCG. Mercury poisoning in the Grassy Narrows First Nation: history not completed. CMAJ. 2017 junio 5;189(22):E784. doi: 10.1503/cmaj.733011. PMID: 28584045; PMCID: PMC5461130.
  2.  Véase la declaración de tierra y su contenido completo en https://freegrassy.net/grassy-narrows-land-declaration-bans-all-industrial-logging/.

Read More Stories

An oak tree at Oak Flat with snow covering its base on the ground.

Cuando nevó en Oak Flat

Cuando nevó en Oak Flat las familias salieron a disfrutar de la tierra, una tierra que sigue siendo amenazada por las empresas mineras.

A path winds through the rocky terrain of Oak Flat. There are green bushes along the side of the path and a bright blue sky.

Misericordia, no Sacrificio

Pero vayan y aprendan qué significa esto: “Lo que pido de ustedes es misericordia y no sacrificios”. (Mateo 9:13)

Ir al contenido