Rota: Una promesa al pueblo indígena Grassy Narrows

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp
Print

 

por Marian de Couto

“Nos hicieron una promesa – que iban a limpiar nuestro rio contaminado, e iban a construir un centro para el tratamiento del envenenamiento con mercurio. Eso tiene que ser para nuestro pueblo, para que podamos cuidar a nuestra gente. Pero hasta ahora nada de eso se ha hecho. …Yo quiero asegurarme que haya algo aquí para cuidar de mi comunidad y de mi nieto.” La voz de Chrissy Swain resonó sobre Bay Street, la calle de los financieros en la ciudad de Toronto.

Fue el dia jueves, 9 de mayo, cuando miembros de ECAP Ontario se pararon a lado de los del grupo «Free Grassy» en una concentración frente al sitio donde el Primer Ministro Justin Trudeau iba a hacer una presentación en una recaudación de fondos para su Partido Liberal. Los manifestantes se habían reunido para exigir la construcción de un Hogar de Tratamiento para los sobrevivientes del mercurio, lo cual había sido prometido 500 dias antes. Mientras hacíamos ruido cerca del edificio, partidarios Liberales pasaron en la calle para entrar al evento.

Mientras tanto, una joven indígena entró al local – la única persona indígena presente. Esperó hasta el momento para preguntas y respuestas para exigir justicia para los de Grassy Narrows. Luego interrumpió, diciendo: “Ha sido 500 dias desde que Ud, su gobierno, hizo esta promesa a la comunida. La gente sigue enfermándose y muriendo del envenenamiento con mercurio, y yo se que a Ud. le importa esto, porque Ud. es una persona humanitaria. Entonces es por eso que le doy esta carta» – y le entregó a Trudeau una carta de Grassy Narrows. Este joven indígena apeló a Trudeau para que cumpla con el compromiso hecho en noviembre de 2017 por Jane Philpott, entonces Ministro de servicios a la gente indígena, para construir y financiar la operación de un un Hogar de Tratamiento y Centro de Cuidados para los de la comunidad que han sido envenenados con el mercurio.

Grassy Narrows ha sufrido de este envenenamiento desde los años 1960, cuando la empresa de pulpa y papel en Dryden, Ontario botó 9,000 kilogramos de mercurio en el Rio Wabigoon. La toxicidad del mercurio resulta en problemas de función cognitiva, de la visión, de la audición, y del habla.  Otros síntomas incluyen debilidad muscular, entumecimiento, o dolor punzante. Grassy Narrows está exigiendo al gobierno la justicia, a causa de la contaminación de su rio y el envenenamiento de su gente.

Read More Stories

Ir al contenido