IRAQI KURDISTAN: Construyendo la paz justa en un mundo en guerra.

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp
Print

Quaraqosh, Iraq in Nineveh Plain Photo: Weldon Nisly.

Quaraqosh, Irak en la llanura de Nínive Foto: Weldon Nisly.

Reflexión de Weldon Nisly, miembro del equipo del Kurdistán Iraquí de ECAP

La antigua tierra bíblica de Nínive en el Irak contemporáneo ha conocido el infierno de la guerra en este siglo, debido a la ocupación estadounidense y la reciente opresión del Estado Islámico. Irak ha luchado para recuperar el control de todos los opresores.

En junio pasado, ECAP pudo viajar inesperadamente desde la región kurda a la región de Nínive de Irak.  Los signos de la opresión estadounidense siguen siendo evidentes en los edificios bombardeados en Qaraqosh. Los signos de ocupación del Estado Isámico aún son evidentes en las iglesias que fueron quemadas. El fuego destruyó la capilla en una iglesia que ECAP visitó y la catedral se ha ennegrecido, pese a que el santuario está siendo utilizado de nuevo para la omilia.

Burned sanctuary of Church in Qaraqosh, Iraq Photo: Weldon Nisly.

Santuario con huellas del fuego en la Iglesia en Qaraqosh, Irak Foto: Weldon Nisly.

Un Ponte Per (“Un puente para”), organización socia, invitó a ECAP a participar en una conferencia regional de paz de Nínive. La ONG con sede en Italia, Un Ponte Per fue fundada después de la primera invasión estadounidense de Irak en 1991. Como su nombre en italiano lo indica, el propósito de la UPP es construir puentes en lugar de lanzar bombas. UPP colabora con los iraquíes y otras ONGs en el proyecto “Senderos de Nínveveh hacia una paz justa y duradera”.

El 2 de junio, se celebró una conferencia en Qaraqosh, una ciudad cristiana en las llanuras de Nínive en Irak, para celebrar los esfuerzos por construir una paz justa y duradera. “Se necesita un corazón, así como su mente para construir puentes de paz”, declaró Martina Pagnatti, presidenta de la UPP, durante la bienvenida a los participantes de la conferencia Senderos de Nínive. Martina expresó gratitud y aliento a los diversos pueblos de las llanuras de Nínive, diciendo: “¡Tu corazón es grande y tu esperanza es fuerte! Martina dirigió sus palabras a musulmanes, cristianos, yezidis y otrxs que estuvieron presentes y están comprometidxs a construir juntxs una visionaria nueva Paz Justa.

Sus palabras resonaron verdaderas en mi corazón y en mi mente, y se destacaron en el contraste con el estribillo hueco de «corazones y mentes ganadores» que ha emanado de las guerras estadounidenses durante el último medio siglo.

Martina Pagnatti, UPP president, welcoming participants to Nineveh Peace Conference. Photo: Weldon Nisly

Martina Pagnatti, presidenta de la UPP, da la bienvenida a los participantes a la Conferencia de Paz de Nínive.
Foto: Weldon Nisly

En los primeros días del proyecto Senderos de Nínive, Kai Brand-Jacobsen identificó el contexto doloroso que requiere un trabajo a largo plazo para la sanación y la consolidación de la paz en Senderos de Nínive hacia una paz justa y duradera (2016):

Nineveh se encuentra en uno de sus períodos más difíciles y dolorosos de su historia. Millones de personas han sido desplazadas, miles muertas y miles de mujeres han sido secuestradas y violadas. Cada unx de lxs ciudadanxs de Ninive han sifo afectadxs. Pese a este contexto trágico, los participantes de los Senderos de Nínive abrazan una visión imaginativa y encarnan un compromiso impresionante para unir a musulmanxs, yezidis, cristianxs y otrxs en una búsqueda de la Paz Justa que trascienda las causas profundas de la violencia y el trágico legado de la guerra. Su esfuerzo es un testimonio viviente de que la paz no se construye sobre la idea de «vencer» y derrotar al otro, sino en el crear algo mejor que de esperanza, dignidad y derechos a todas las personas. Es mucho más difícil de lograr que la guerra, y requiere mucho más valor y compromiso. (Marca-Jacobsen)

Su visión de Paz Justa abarca a todas las personas y comunidades y a todas las instituciones y estructuras de la región. Incluye empoderar a las mujeres con roles centrales en la construcción de la paz comunitaria. “La paz necesita las huellas dactilares de las mujeres”, declaró una mujer a los demás participantes en la conferencia. La educación de la paz para todos lxs niñxs y jóvenes de la región es otro compromiso. La recuperación del trauma y empoderar a las personas devastadas por la guerra es otro componente más. La justicia restaurativa es el corazón de su visión de construir la Paz Justa para todos.   

¿Escucharemos sus voces, veremos sus puntos de vista y nos uniremos a ellos en la construcción de un mundo de Paz Justa?

Categories

Read More Stories

Un soldado se para mirando hacia una niña caminando detrás de una barrera de cemento.

Con destino de morir

Cuando la muerte se convierte en un deseo para les niñes, la situación en la que viven es ciertamente demasiado difícil de soportar para cualquiera.

una mujer está sentada en un mueble, su cabeza está cubierta con un pañuelo blanco y hay una planta verde detrás de ella.

Una vida bajo ocupación

La historia de Um Imran, nacida en 1938, quien ha tenido la experiencia de una vida antes de la ocupación y sueña con una vida después de la ocupación.

Ir al contenido