KURDISTÁN IRAQUÍ: Estamos uno al lado del otro; ECAP habla con miembros de la población LGBTQ +

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp
Print

We Stand Side By Side

All pictures are of a mural painted by RASAN, a women’s and LGBTQ+ rights group based in Sulaimani. Within days the paintings were all defaced with black paint, as seen.

Todas las imágenes de este artículo son parte de un mural pintado por RASAN, un grupo de derechos de mujeres y de la población LGBTQ + con sede en Sulaimani.
Pocos días después de que el mural fue terminado, las imágenes fueron desfiguradas con pintura negra.

Irak, incluido el Kurdistán Iraquí, es un entorno violento y hostil para la población LGBTQ +. Esta realidad opresiva ha sido documentada por IraQueer en su informe de 2017 «Lucha por el derecho a vivir: el estado de los derechos humanos LGBTQ en Irak», IraQueer, una organización de derechos humanos que se centra en la población LGBTQ + en la región de Irak / Kurdistán, estimó que más de 220 miembros de esta población murieron en 2017.

Las personas que se identifican como LGBTQ+ enfrentan violencia y discriminación en su vida diaria por parte de la sociedad, la familia y los compañeros de trabajo. «Somos las personas más visibles en la sala, pero en nuestra sociedad somos los más invisibles a menos que alguien quiera lastimarnos», dijo a lxs ECAPerxs un joven gay de Sulaimani.

 

IMG_2092.JPG

Sin embargo, la población LGBTQ + en el Kurdistán Iraquí ha ganado fuerza y esperanza a través de la conexión que existe entre sus miembros. «Si algunx de nosotrxs tiene un problema, estamos unx al lado del/ de la otrx», dijo Sara, hablando de sus amigos LGBTQ +.

La población LGBTQ + en el Kurdistán Iraquí enfrenta una dura opresión de la sociedad. La gente de su círculo íntimo a menudo los que lxs tratan con más dureza. “En un momento de mi vida algunos parientes me amenazaron con ser enterrado vivo. Esto me causó un trauma. Me sentí inseguro en mi propia casa «, dijo Ahmed a ECAP. Él es de una pequeña ciudad en el Kurdistán Iraquí. Ahmed se sanó de lo que le había sucedido al aprender acerca de su propia población. «La forma en que cerré esta herida fue educándome sobre de qué se trata todo esto y siendo parte de la población LGBTQ +. Cualquier cosa que la gente piense o me haga a mi, si me entiendo y me amo a mí mismo gano confianza en lo que soy. Para mí, educarme sobre ser parte de esta población equivale a la sanación. Antes de educarme, pensé que quien soy estaba equivocado.”

«Cuando comencé a usar aplicaciones de celular para citas», dijo Renas, un miembro gay de la población LGBTQ + «Veía a todos ellos: líderes, doctores, profesores universitarios, profesores. Los veía vivir sus vidas y eso me dio motivación para aceptarme a mí mismo”. Renas usó esas aplicaciones para conectarse con otros miembros musulmanes de la población LGBTQ +. “Hay muchas personas religiosas en nuestra comunidad: musulmanes, yazidíes, cristianos”, dijo.

La educación formal es otra forma que algunos han utilizado para luchar contra la opresión. «Vivir en el Kurdistán Iraquí es como un túnel con una luz al final», dijo Sara. «Nosotros, como la población LGBTQ +, estamos justo al comienzo de este túnel. Si nos educamos, al menos podemos llegar a la mitad del túnel. Así que cuando piensas en poner fin a tu educación, el túnel se cierra y la luz se habrá ido”. Sara dijo que uno de sus principales mensajes a otros miembros de la población LGBTQ+ en el Kurdistán Iraquí es terminar su educación.

Los miembros de la población LGBTQ+ trabajan juntos apasionadamente y también individualmente para crear conciencia sobre los problemas que enfrentan. “Estoy actuando a nivel individual para ayudar a los demás. Hablo en los informes. Quiero que las personas de mi población sientan que no están solas”, dijo Ahmed.  Añadió: “Nos resistimos a la opresión al estar ahí el/la unx para el/la otrx. Tenemos reuniones donde podemos expresarnos libremente. No hay juicio entre nosotros. También apoyamos a otras personas para que entiendan nuestra posición. Tratamos de educar a la gente. La gente aquí no está educada sobre temas LGBTQ +. Esto es lo mejor que podemos hacer por ahora.”

“Nos resistimos a la opresión estando ahí el/la unx para el/la otrx”

Ahmed también mencionó a Rasan, una organización local que se centra en crear conciencia sobre la población LGBTQ + en el Kurdistán Iraquí.

«Nosotrxs, como la población LGBTQ +, nos defendemos mutuamente. Tratamos de hacer que cualquier persona LGBTQ + sienta que tiene un grupo al cual pertenece. Tratamos de alentar a otrxs miembros de nuestra sociedad a educarse y ser lo suficientemente valientes como para aceptarse a sí mismos «, dijo Rami, un hombre gay de una de las ciudades más grandes del Kurdistán Iraquí. «En mi vida diaria mis amigos más cercanos también son de la población LGBTQ +. Recibo apoyo de ellxs y hago todo lo posible para apoyarlxs. A menudo compartimos entre nosotrxs cómo necesitamos ser asistidos en esta comunidad. Me siento seguro, cómodo y cuidado mientras estoy con ellxs. Tratamos de construir una comunidad basada en la confianza, la honestidad y el cuidado. Así es como yo hay otrxs miembros de la población LGBTQ+ que nos apoyamos mutuamente en el Kurdistán Iraquí.

IMG_2103.JPG

Rami también compartió una historia personal. «Recientemente, una hermana de un amigo mío revisó el teléfono de su hermano y encontró una foto mía usando algo que me indicaba que era gay. Lo llevaba puesto porque soy un hombre gay y estoy orgulloso de esto. La hermana compartió la foto con otros miembros de la familia de mi amigo. Ellos estaban sorprendidos y disgustados de que yo estuviera usando algo como eso. Le preguntaron a mi amigo, “¿Cómo puedes pasar el rato con él?” Mi amigo se puso de mi lado frente a su familia. No me concentré en lo que la familia dijo de mí o lo que piensan de mí porque no me importan los prejuicios de las personas. Me concentré en lo que mi amigo les dijo y en el modo en que él se enfrentó a ellos por mí y por la población LGBTQ +.”

A pesar de estar oprimidos en su vida diaria, los jóvenes LGBTQ + que hablaron con ECAP dijeron que están orgullosos de ser parte de esta población. «Me siento orgulloso de ser parte de un grupo que está activo y lucha contra esta opresión», dijo Renas a ECAP. “Las personas LGBTQ+ que se encuentran en la región me escuchan y dicen: ‘Tu no estás solo. Hay tanta gente como tú donde vives.’ Soy una voz de miles de personas en Kurdistán, en las mezquitas, las iglesias, las universidades, las organizaciones y tu no estás solo.”

Aunque la realidad de ser parte de la población LGBTQ + en el Kurdistán Iraquí es dura y, a menudo peligrosa, la población LGBTQ + se mantiene unida y no está perdiendo la esperanza de un futuro mejor.

«Me siento orgulloso de ser parte de la población LGBTQ +. Me siento orgulloso de ser parte de un grupo que está activo y lucha contra esta opresión”

Sara terminó preguntando “¿Qué pasaría si todxs nos aceptáramos y tuviéramos los mismos derechos? Esto va a cambiar el país. Si no se aceptan entre sí, así es como se daña el país. Siento que la población LGBTQ + ganará tarde o temprano.”

* Todos los nombres y algunos lugares fueron cambiados para proteger el anonimato de lxs jóvenes entrevistados por ECAP.

 

Read More Stories

Ir al contenido