Huéspedes del Yintah

Esta canción es producto de una solicitud de la Matriarca Wet'suwet'en Tía Janet, quien rutinariamente tiene que confrontar el RCMP cuando traspasan su residencia privada.
Facebook
Twitter
Email
WhatsApp
Print
una imagen del río sagrado Wedzin Kwa, azul profundo con un espeso bosque verde a ambos lados y montañas visibles en la distancia.

En mayo de 2022, estuve dos semanas en un lugar de la población de Gidimt’en para apoyar a les Defensores de la Tierra Wet’suwet’en en su lucha por la soberanía, mientras resistían el desarrollo del gasoducto Coastal GasLink a través de su Yintah (territorio). Mientras estaba allí fui testigo de la presencia de 7 a 12 oficiales de la Real Policía Montada de Canadá (RCMP) quienes traspasaban la propiedad sin autorización tres veces al día. Elles llegaban a cualquier hora, caminaban por el pueblo, tomaban fotos y notas en sus cuadernos. Éstas aparentemente simples actividades, se afirmaban rutinariamente de forma agresiva. Su rol era criminalizar, intimidar y acosar a les Wet’suwet’en que viven allí y hacer presión para que sus aliades se fueran.  Forsyth, una firma de seguridad privada, estacionaba dos camionetas pick up fuera de la entrada del pueblo de Gidimt’en tanto en el día como en la noche para vigilar nuestros movimientos.  Personas mienbras del Clan Gidimt’en desde entonces han radicado una queja civil contra el  RCMP, Forsyth, y Coastal GasLink por esta campaña de acoso y el Comité de las Naciones Unidas para la Elimionación de la Discriminación Racial ha llamado al Gobierno Federal para que detenga el acoso a les Defensores de la Tierra en el territorio de Wet’suwet’en. 

El papel de la RCMP es imponer un estado de colonización a los pueblos indígenas que viven en sus tierras. Rutinariamente y a la fuerza elles comunican a través de sus actos la falsa idea de que la Corona tiene la autoridad máxima sobre el Yintah. En 1997, la Corte Suprema de Canadá declaró lo contrario. En la decisión Delgamuukw se afirmó que el Pueblo Wet’suwet’en había vivido y gobernado en esa tierra desde tiempos inmemoriales y nunca habían cedido ese derecho a un poder extranjero. De todos modos, el Gobierno Federal pretende que los Consejos de Bandas que tienen jurisdicción sobre el territorio, den su consentimiento para el desarrollo del gasoducto, e ignora la autoridad y jurisdicción de los Jefes Hereditarios de Wet’suwet’en, quienes hicieron historia en las cortes hace muchos años.

A pesar de la presencia y presión constante de la RCMP, les Wet’suwet’en están construyendo un Salón de Festejo en Lamprey, un lugar al otro lado del camino en el que la Quebrada Lamprey entra a Wedzin Kwa, el río sagrado que atraviesa el Yintah. El Salón de Festejo será un lugar para el gobierno y la celebración del Pueblo Wet’suwet’en.

Una noche yo toqué unas canciones en la guitarra de la comunidad para la Tía Janet, la Matriarca que vive en una cabaña en Gidimt’en, así como para otras personas que estaban alrededor del fuego. La Tía Janet rutinariamente confrontaba a la RCMP cuando invadían su residencia privada. Ella me pidió que le escribiera una canción sobre el Wedzin Kwa. La siguiente canción es producto de esa solicitud. Es una canción sobre la violencia colonialista que presencié y la resistencia que continúa. Como aliado y colono, es mi interpretación de la tierra y ley Wet’suwet’en. Es un intento de conectarnos con todas nuestras relaciones con plantas, animales, el agua de Wedzin Kwa, la historia del Yintah, y entre nosotres mismes. Es sobre las prácticas que afirman un mundo muy diferente del que el gobierno canadiense y la RCMP intentan naturalizar.

Huéspedes del Yintah

Hay un camino del Alojamiento de la Sanación al Salón de la Festejo

Les Wet’suwet’en guían el camino y cargan el peso Como huéspedes rodeamos el fuego espiritual Con los ojos elevados hacia el humo Los corazones abiertos para aprender de la tierra

Si llegas en uniforme, con insignias y botas Cargando barriles de balas y gasoductos Para criminalizar y acosar a les defensores de la tierra

Si te acercas, la Matriarca te dirá con claridad:

“Sal del Yintah, este es nuestro hogar en el Yintah El Wedzin Kwa en el Yintah te lleva un milenio de diferencia”

“Sal del Yintah,  este es nuestro hogar en el Yintah El  Yintah Gidimt’en  te lleva un milenio de diferencia”

Las cortes gastan décadas escribiendo un libro de reglas para la consulta Tratando de conservar el honor de la corona, pero tú no puedes forzar el honor Sólo sigue tu camino La ley viene de la tierra, está entretejida a través de las historias Wet’suwet’en Tradiciones, a lo largo de generaciones, que se han llevado adelante con amor

Si llegas en uniforme, con insignias y botas Cargando barriles de balas y gasoductos

Si te acercas, la Matriarca te dirá con claridad:

“Sal del Yintah, este es nuestro hogar en el Yintah El Wedzin Kwa en el Yintah te lleva un milenio de diferencia”

“Sal del Yintah, es tierra de les Wet’suwet’en en el Yintah El Yintah Gidimt’en  te lleva un milenio de diferencia

Sostenemos este espacio para que se expandan todas nuestras relaciones Sostenemos este espacio con amor por la tierra

Hay un camino del Alojamiento de la Sanación al Salón de la Festejo

por Dan HuizengaTwitter: @dan_zenga Instagram: @danzenga Facebook: lookingforislands   Traducción de Adriana Cabrera-Velásquez

Read More Stories

Ir al contenido