Entre la severidad del clima y la violencia de los colonos, docentes y estudiantes resisten en Masafer Yatta.

La reciente decisión de la corte para designar a Masafer Yatta como una zona de fuego militar ha resultado en un aumento del acoso contra docentes y lesiones a estudiantes que ejercen su derecho a la educación.
Facebook
Twitter
Email
WhatsApp
Print
Tres niñes caminan por un camino, seguides por un camión militar

Las escuelas en las colinas del sur de Hebrón (Masafer Yatta) son un lugar de resistencia y resiliencia. De acuerdo con Gad Nawaja, director de la Escuela Al Majaz, “Después de que la Corte israelí declaró áreas de las colinas del Sur de Hebrón como zonas de fuego militar, hubo un gran despliegue de militares en el área. Elles comenzaron a revisar más a les estudiantes, e incluso el carro que conduce estudiantes a la escuela fue detenido por tres horas. El carro no llevaba estudiantes en esa ocasión. En vez de eso, transportaba al director de educación”.

Además, Nawaja discutió cómo la ocupación y el nuevo orden afecta a les estudiantes, y cómo elles no pueden concentrarse durante las clases. Él nota un gran número de soldados alrededor comparado al que había antes de la orden legal de la corte. Su preocupación aumenta. Las Fuerzas de Ocupación Israelíes (IOF por sus siglas en inglés) continúa construyendo el muro del apartheid y ha confiscado los carros de les docentes en el área Junba. Alrededor de 10 carros fueron decomisados, y algunas veces los colonos lanzaron rocas contra los carros de les docentes (Nawaja, Julio 7, 2022). El 28 de abril de 2022, Al-Masafer Bachillerato co-educacional reportó que la IOF decomisó los carros de les docentes y les hizo caminar a la escuela (Bachillerato co-educacional Al-Masafer, Abril 18 de 2022).

Las noticias en línea Felesteen reportaron que 200 estudiantes van a la escuela en las colinas del Sur de Hebrón. De acuerdo con Haitham Abu Sobha, el entrenamiento militar israelí ha producido lesiones entre los estudiantes. Nidal Younes, el director del Consejo de la Villa Masafer Yatta, ha declarado que cada escuela en las colinas del Sur de Hebrón necesita un laboratorio, una biblioteca y una persona profesional en psicología y consejería. Él también enfatizó la necesidad de resolver el problema de transporte, ya que algunes estudiantes  deben caminar siete kilómetros para llegar a la escuela. Entre el calor del verano, el frío del infierno y los colonos amenazando atacar estudiantes camino a su escuela, es más importante que nunca antes resolver el problema de transporte. (“Reporte de les estudiantes de  of the Masafer Yatta,” 2022). 

Personas miembras de ECAP han comenzado a escuchar declaraciones de personas locales: Las colinas del Sur de Hebrón serán la próxima catástrofe (Nakba) si la comunidad internacional no detiene a Israel en su proyecto de limpieza étnica. Una de las razones más importantes por las que la gente se mantiene arraigada a su territorio es debido a que allí tiene acceso a derechos básicos como la educación. En las colinas del Sur de Hebrón, las escuelas y el sistema educativo operan bajo la amenaza de la IOF. El gobierno israelí trata de forzar la salida de personas palestinas, y ésta es una forma de colonialismo colono que ya hemos visto en años pasados. 

La Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (2018) declaró que 44 escuelas palestinas en Cisjordania tienen orden de demolición. Esto quiere decir que las escuelas están en riesgo parcial o total de ser demolidas, debido a la falta de permisos que son casi imposibles de obtener. Infantes y docentes no son les úniques que se estresan durante la jornada escolar. Les Madres y Padres de familia también se estresan y están ansioses por lo que pueda pasarle a sus infantes camino a la escuela, o incluso dentro de ella.

Muntaha Abu Aram declaró que su corazón nunca está en paz cuando sus infantes van camino a la escuela. Sus hijos, Hamed e Issa, están en octavo y tercer grado respectivamente. Ellos son acosados y golpeados por colonos (Meshaaleh, 2021). ¿Por qué les infantes, padres y madres, y docentes tienen que sufrir el abuso de los colonos y la IOF? Elles simplemente existen en el territorio en que nacieron, en la tierra que les pertenece.

Si la comunidad internacional y las organizaciones de derechos humanos no detienen al gobierno israelí de sus ataques a las escuelas y estudiantes, sucederá el próximo Nakba. Personas miembras de ECAP en terreno han observado que la primera forma en que la IOF va a desplazar gente en las colinas del Sur de Hebrón es teniendo las escuelas como objetivo militar y atacando a les infantes. De esta forma, la IOF intentará otorgar más poder a los colonos.


Traducción por Adriana Cabrera Velásquez


Referencias

Al-Masafer co-educational high school. (2022, Abril 18). La IOF decomisó carros de les docentes, y los obligó a cambiar a la escuela [Facebook].

Meshaaleh, F. (2021). Educación en Masafer Yatta… Estudiantes diligentes a pesar de la confiscación de sus maletas y sus vidas. Recuperado de <https://cutt.us/YVQAq>

Nawaja, H. (2022, July 7). Comunicación Personal [conversación telefónica].

“Report of the students of Masafer Yatta” (2022). Reporte de les estudiantes de Masafer Yatta… De Las escuelas shanti a la Escuela de Medicina. Recuperado de

Read More Stories

soldados se reúnen en la esquina de una calle en la ciudad antigua de Hebrón

Shams

Shams solo estaba jugando fútbol, pero para los soldados israelíes de la ocupación eso es suficiente para detener, arrestar, golpear y amenazar de muerte a un niño de 11 años.

Las puertas de metal negro se abren al juzgado de Mytilene, un edificio de dos pisos con ventanas altas.

Cuando E. vino a Lesbos

Incluso después de años en las Islas Griegas, las personas migrantes aún corren el riesgo de sufrir violencia estatal y criminalización.

Mail Alert

We want to inform our constituents about interruptions to both Canadian and US mail services.

As global capitalism continues to exploit, Canada is seeing an increase of folks sleeping on the street. In Toronto, there is a growing encampment on the church property where our office is located. CPT is in solidarity with residents of the encampment.  Unfortunately, some Canada Post workers have since refused to deliver mail to our office. We are unsure if the mail is being stored somewhere or will be returned to sender. To ensure your donations make it to CPT, now would be a good time to switch to online donations, if you are able.  

In the US, postal services have been increasingly unreliable. If you are able, we encourage you to consider a monthly online giving plan which you can easily set up.

Ir al contenido