Conmemorando los 75 años de la Nakba

Que esta generación regrese a las naranjas, almendras e higos de sus tierras natales
Facebook
Twitter
Email
WhatsApp
Print
a child draws a map of palestine in a small notebook.
Imagen por Louis Bockner

Al conmemorar la Nakba todos los años en mayo, a menudo se recurre a las palabras e imágenes de desplazamiento, asilo, tiendas de campaña, masacres, pandillas sionistas y genocidio. Pero otro aspecto importante de la Nakba es recordar la alegría y la belleza cuando la generación anterior describe nuestra patria histórica y sus exuberantes jardines plantados con hierbas naturales de Mariamiyeh (salvia), zaatar (tomillo) y naranjos, almendros e higueras. También describen cómo las personas palestinas solían viajar libremente a Beirut, Amman y El Cairo utilizando las vías públicas y el aeropuerto palestino, viajando a las playas para nadar y pescar—lo que ahora está completamente restringido para las personas palestinas.

El 15 de mayo de este año, se cumplen 75 años de la Nakba o catástrofe, cuando Israel fue declarado Estado y 700,000 personas palestinas fueron brutalmente masacradas u obligadas a abandonar sus hogares y convertirse en personas refugiadas en otras partes de sus países de origen o en los países vecinos. Sus casas y aldeas fueron reemplazadas por los nuevos colonos israelíes que ocuparon tierras palestinas y declararon su nueva patria, ignorando el derecho de otro ser humano a existir, soñar y esperar.

Durante mi visita a Jordania en el 2022, conocí a un anciano en el centro de Amman, quien me preguntó de dónde venía. Le respondí que yo era de Palestina, y él dijo que él también era palestino, de Jaffa. El hombre dejó de hablar mientras las lágrimas caían por sus mejillas. Comenzó a describir recuerdos de su hogar y recuerdos en Jaffa cuando su padre solía recolectar naranjas de las granjas de naranjas. El anciano deseaba volver a su casa, al menos por un día, ver Palestina y caminar por la playa de Jaffa. Luego explicó historias brutales sobre cientos de familias que fueron masacradas por el Movimiento Sionista de Pandillas Haganah (paramilitares) que mataron brutalmente a muchas personas inocentes y, obligaron al resto a escapar y refugiarse en otros lugares hasta el día de hoy.

El anciano había huido de Yaffa con su familia. Primero llegaron a Hebrón, luego junto con otros miles de personas continuaron hasta llegar a Jordania como personas refugiadas, aún esperando regresar.

Oremos y encendamos velas por todas las personas refugiadas que han perdido sus hogares, sus recuerdos y sus familias y, que aún solicitan y buscan un lugar seguro para sobrevivir. Oremos por un mundo sin fronteras y el derecho a regresar a casa.

Read More Prayers

Leaders of CAHUCOPANA host a humanitarian visit for local community members and delegates to address the increase in violence in the Northeast Antioquia region

Los asesinatos continúan en el campo colombiano

A medida que la violencia continúa intensificando en las regiones rurales de Colombia, las organizaciones socias de ECAP exigen una respuesta del gobierno que vaya más allá de la acción militar.

an image of the horizon over the Aegean Sea, with text overlay that reads #FreePylos9

¡Nos solidarizamos con los 9 de Pilos!

Los tribunales griegos siguen criminalizando a las personas que se desplazan, incluidos los nueve sobrevivientes injustamente acusados del horrible naufragio del Adriana en el Mar Egeo.

Ir al contenido