Vivir al lado de un puesto de control fronterizo

Musbah elige mantener su tienda junto al puesto de control fronterizo y ofrecer su espacio como refugio a les niñes cuando las personas soldado de la Ocupación Israelí atacan, incluso cuando eso pone en peligro a él y a su familia.
Facebook
Twitter
Email
WhatsApp
Print
children stand inside a store, one covers his nose with his tshirt, while there is tear gas being fired by Israeli occupation soldiers outside

El lunes 15 de mayo, que resultó ser el Día de la Nakba*, el gas lacrimógeno llegó aún más denso y rápido de lo habitual cuando les niñes salían de la escuela en al Khalil/Hebrón, Palestina. El puesto de control fronterizo estaba cerrado por lo que era difícil escapar cuando los gases lacrimógenos caían cerca. Al igual que nosotres, les integrantes de ECAP, muches niñes se refugiaron en la confitería junto al puesto de control fronterizo. Musbah, el tendero, cerró las puertas hasta que se dispersó el gas.

El martes, escuchamos que su hijo menor, de 17 años, había sido arrestado ese día y llevado por las personas soldado de la Ocupación Israelí al puesto de control fronterizo. Estaba programado para comparecer ante el tribunal el miércoles, pero su fecha de audiencia se pospuso. Nadie sabe cuál es el cargo.

El miércoles, después de monitorear el puesto de control fronterizo para les escolares de la mañana, pasamos y charlamos con Musbah. Su pequeña empresa no le proporciona un salario digno adecuado por la venta de alimentos, artículos de tocador y artículos para el hogar, pero ofrece refugio y dulces a les niñes de la escuela que pasan.

Musbah nos dijo que ha vivido toda su vida en el apartamento que se encuentra arriba de la tienda. Las cosas se han vuelto cada vez más difíciles debido a que Israel ha impuesto más y más restricciones, como ser puestos de control fronterizo y cierres de carreteras. A veces, el puesto de control fronterizo está cerrado hasta por tres horas seguidas. No ha habido alivio desde la Guerra de los Seis Días en 1967, especialmente desde que el puesto de control fronterizo adyacente se convirtió en permanente en el 2012. En el 2003, la casa ubicada frente a la de Musbah, fue destruida porque las personas habitándola fueron acusadas de atacar a las personas soldado. La propia tienda de Musbah sufrió daños tan graves que tuvo que mantenerla cerrada durante cuatro meses. La tienda también ha sido allanada en varias ocasiones. Afortunadamente, ahora tiene cámaras de seguridad instaladas para ver cuando se acerca un problema. Por seguridad, solo abre la mitad de las puertas dobles.

Musbah se sienta frente al cajero en su tienda, sonriendo a la cámara. Lleva una camisa a cuadros con cuello y hay estantes de productos detrás de él.

Musbah tiene varies hijes mayores casades. Normalmente habrían vivido juntes en el edificio de su familia y habrían ayudado con el negocio, pero como temía por elles y sus familias, les envió a vivir a zonas más seguras de la ciudad. Ahora, a los 66 años, depende de elles para su apoyo.

¿Entonces, que sucedió más tarde en ese día lunes? Musbah había subido las escaleras durante unos minutos para orar, dejando a su hijo adolescente a cargo de la tienda. El gas lacrimógeno comenzó de nuevo frente a la tienda, nadie parece saber por qué. Las persona soldado llegaron a la tienda y ordenaron al niño que saliera, pero había mucho gas lacrimógeno y él no podía respirar ni moverse, así que las persona soldado vinieron por él. Ahora él está en prisión esperando una audiencia sin conocer los cargos en su contra.

Por supuesto, vivir con esta realidad es malo para el problema cardíaco que padece Musbah. Su esposa no ha dormido en dos noches. Es imposible para elles viajar, a través de los puestos de control fronterizo, la distancia a Ramallah para estar allí para su hijo.

La comunidad busca personas en la defensoría legal para defender a este joven.

Mientras tanto, Musbah mantiene la tienda abierta como siempre y tiene una sonrisa para todes les niñes que pasan.


* El día de la Nakba es el 15 de mayo; conmemora el desplazamiento de 700,000 personas palestinas cuando se estableció Israel en 1948.

Read More Stories

CPT members stand on stage, wearing blue vests, preparing to speak during the event for 25 November, the Day to Eliminate Violence Against Women, in Barrancabermeja, Colombia.

Desde Kurdistán hasta Colombia, las mujeres resisten

La resistencia no conoce fronteras, y Runak Radha, miembro kurda de ECAP, se une a las luchas de los movimientos de mujeres de ECAP Colombia para el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres el 25 de noviembre.

Carol Rose stands in a church laying her hands on a document, while other clergypeople stand behind her, some have outstretched hands.

‘Oak Flat’ podría salvarnos

Reflexiones de la Rev. Carol Rose, Pastora de ‘Shalom Mennonite Fellowship’ (Hermandad Menonita Shalom) en Tucson, Arizona y, ex Directora de Equipos y Comunidades de Acción por la Paz (2004-2014)

decolonize. demilitarize. reimagine.

Join us in reimagining a peaceful tomorrow this #GivingTuesday. Submit your artwork .

Ir al contenido