ANALISIS COLOMBIA: Entrevista con Ana Teresa Lozado sobre Colombia, Mujeres, Guerra y Movimientos Sociales

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp
Print

redECAP
10 de mayo 2010
ANALISIS COLOMBIA: Entrevista con Ana Teresa Lozado sobre Colombia, Mujeres, Guerra y Movimientos Sociales

por Chris Knestrick

Equipos Cristianos de Acción por la paz (ECAP) tuvo la oportunidad de sentarse con Ana Teresa Rueda Lozada para hacer una entrevista sobre la realidad de mujeres en Colombia, particularmente la región de Magdalena Medio. También, ECAP quería publicar el trabajo de mujeres Colombianas y que el lo que están haciendo para llevar acabo justicia y paz en Colombia.  Ana ha sido parte de La Organización Femenina Popular (OFP) por doce años y parte del Movimiento Social de Mujeres Contra la Guerra y por Paz (MSM) desde 1998. La OFP empezó en 1972 para defender derechos humanos y animando a las mujeres para transformar su realidad social y reconstruir su propia fábrica social y sociedad civilizada, mientras cometiendo ellos mismos a resistir todas formas de violencia. Ahora, Señora Lozada  esta levando acabo el propuesto en Magdalena Medio y los regiones Nororiente Colombiano.

ECAP: ¿Que es el contexto político en el que estas trabajando? ¿Y que es lo que significa para las mujeres?

Señora Lozada:
El desarrollo político, social y económico en las regiones muy difíciles y complejas. Primero, yo voy a dar un poco de contexto histórico para establecer la conversación que va a permitir nosotras mujeres y comunidades para decir como estamos viviendo.

Barrancabermeja y Magdalena Medio Región ha vivido por mucho tiempo con diferentes formas de violencia. El conflicto armada tienes sus raíces dentro de inigualdad social, tal como la disputa sobre el territorio. La disputa ha causado la disposición y desplazamiento [de gente pobre] de tierras [en orden que gente con mas poder puedan  ganar] minerales y riquezas naturales que nosotros tenemos. Esto ha llegado a la presencia de grupos ilegales armados e incrementado la militarización por las fuerzas armadas del estado. A cierto punto, había gorilas en las áreas urbanas de los municipios pero ahora los paramilitares están patrullando a pesar del proceso de desmovilización. La desmovilización es un propuesta que el estado Colombiano llama “Ley de Justicia y paz”, pero no lo es una ley de justicia o paz. Ha sido un proceso de impunidad (EJ. eliminación de cual quier consecuencia para aquellos que han cometido actos violentos) y legalizar el proceso de perdonar los actores armados (en el caso de la región de Magdalena Medio) Paramilitares que han asesinado y destruido familias y el tejido social con la complicidad del militar.

El proceso de desmovilización que fue iniciada en 2005 era uno proceso que fue hecho por las espaldas de las comunidades de la región. No se ha sido un proceso para las comunidades, y no es conocido cuantos paramilitares hay y donde están. También, las victimas empezaban de ser acusados de crímenes y (empezaron hacer conocidos como) abusadores (Envés de victimas.) Las organizaciones identifico paramilitares y en algunos casos han generado los procesos judiciales. Ahora la gente que estaba beneficiado de esta ley está empezando los procesos judiciales contra líderes sociales reconocidos en la región. También, los paramilitares continúan operando bajo otros nombres y la gente cotidiana sabe de esto. Por ejemplo, el año pasado, en Barrancabermeja había más de 145 gente selectivamente asesinada. No hay masacres pero control continuo existiendo en el nivel económico, político y social. Hay extorsión, amenazas, y panfletos pasados con los nombres de aquellos que deben ser asesinados. No hay política de desmantelar los paramilitares. Ellos actores armados han ayudado a facilitar la llegada de [Corporaciones Multinacionales] con removiendo los campesinos de su tierra y haciendo el trabajo sucio que el gobierno no podría hacer.

La gente aquí en Barrancabermeja vive en pobreza, a pesar toda la actividad económica que tenemos aquí. Había un crecimiento de petróleo, pero la gente quien beneficio no eran de la cuidad. Los beneficiarios de los recursos en la región son corporaciones grandes multinacionales y mega proyectos. No hay trabajos. Hay rebusque para trabajo como el vendiendo minutos de celulares (Tarjetas) y haciendo y vendiendo tamales.

Desde el gobierno nacional y local no hay verdaderas soluciones a la situación de pobreza en la región. Es claro que cuando hablamos sobre los programas de asistencia que se han emergido desde el gobierno nacional, que su soluciones son superficiales.

En la región, nosotras, las mujeres, continúan activamente resistiendo, denunciando abusos de derechos humanos, y trabajando duro para la reconstrucción del tejido social.

ECAP: El movimiento social habla de “La militarización de los cuerpos de mujeres.” ¿Puedes tu explicar lo que esto significa en el contexto de la guerra aquí en Colombia?

Señora Lozada:
Por muchos años, cuerpos de mujeres han sido usado por el ejercito como escudos, insultado y usadas para humillar sus enemigos, por poniendo ellos en lugares donde van hacer públicamente burladas y degradadas, lo cual genera el miedo. En áreas cerca de bases militares, nosotros notamos el crecimiento de prostitución de niñas muy pequeñas y abortos forzados. Si es que hay implementación adicional de bases estadounidenses militares en Colombia, va hacer un desastre para las mujeres y la gente porque los soldados americanos — no se pueden perjudicar por los crímenes que cometen en Colombia.

ECAP: ¿Porque tu trabajas en el movimiento de Paz?

Señora Lozada: Yo lo hago básicamente para querer contribuir a la transformación de esta realidad en que vivimos, especialmente para las mujeres. Colombia es un país que se ha enfrentado en conflictos armados por muchos años – un conflicto armado en donde muchos mujeres y hombres se han muerto, se han desplazados y se han desaparecido. Yo quiero construir un mejor país, para mis sobrinos, y mis hijos, y mis amigos. Yo sueño que algún día este país será justo a todos, donde todos tienen su lugar y donde ser.

Yo estoy aquí, aun que participando por el proceso organizacional es riesgoso – se genera el miedo y marca a todos que defienden los derechos humanos. Este organización me ha ayudado a reconocer yo mismo como una mujer, como un sujeto político capaz de decir que esta pasando y haciendo propuestos para la cuidad, País, y comunidades. Me ha ayudado a entender la frase, “No eres nacida una mujer; tu aprendes ha hacer una.”

ECAP: ¿Puedes compartir una historia o una experiencia sobre tu trabajo?

Señora Lazada:
Mas que compartir una historia, yo quiero recordar todos los momentos que han vivido dentro de la organización. Hemos tenido todos tipos de experiencias de violaciones de derechos humanos, amenazas de muerte, asesinatos, desplazamientos, la desaparición de uno de nuestras oficinas. Por todos estos momentos, nosotros compartimos juntos nuestros miedos y sabemos que haciendo organizados y unidos podemos resistir.

Y ahora es importante continuar reconociendo que la organización social existe en la región de resistencia. Nosotros caminamos y soñamos de un país diferente a pesar las arremetidas que ha tomado la cuidad. Las mujeres tienen la habilidad de continuar soñando – esforzándose para nuestros hijos e hijas. La gente aun se moviliza. Hay hombres, mujeres, y organizaciones pensando en la cuidad, región y país.

ECAP: ¿Cuál es la historia y misión del Movimiento Social de Mujeres Contra la Guerra y por la Paz en Magdalena Medio y la nacional?

Señora Lozada: El movimiento fue nacido como una iniciativa de la OFP empezando con un muy sencillo ejercicio – una carta a una mujeres sobre que es lo que pensaban sobre la guerra en ese tiempo. Lo que encontramos era que estaban cansados de guerra y desde allí empezó el propuesto. Antes, las mujeres se llamaban “Mujeres contra la guerra encadenadas.” [El movimiento] creció y hay actualmente mas de cuarenta organizaciones (indígena, rural, académico, desplazados, mamas de la comunidad, iglesia, etc.) con propuestos de paz concretos y una agenda común para las mujeres en los sectores populares. Inicialmente, el nombre acababa en “contra la guerra” y después de discusiones nosotros [decidimos que debimos] agregar “para la paz.”

El movimiento ha logrado mucho por la construcción de esta agenda. Este agenda [será enfocado para] cuatro años en temas específicos. 1) Mujeres, Tierra y Desarrollo, 2) Mujeres, Guerra, Paz y 3) Democracia y mujeres y Movimientos Sociales.

ECAP: ¿El movimiento es solo para mujeres?

Señora Lozada: El movimiento es un propuesto hecho por mujeres y construido por las comunidades. Hay acompañamiento y trabajo con hombres en algunos actividades pero es desde las mujeres donde salen los propuestos y construimos para todos.

ECAP: ¿Cuál es la razón por las mujeres y Encuentro de Mujeres y Pueblos de las Américas contra Militarización en Agosto?

Señora Lozada: Nosotros estamos moviendo hacia el Encuentro internacional en Colombia desde agosto 16 a 24, Se va llevar acabo en tres movimientos.

[El primer movimiento] en acciones solidaridades. Representantes Internacionales que visitan la región donde el MSM tiene sus procesos. Ellos escucharan la resistencia y sueños de esperanza de la comunidad.

[El segundo movimiento] será un municipal, Puerto Salgar, en la región de Magdalena Medio, donde habrá juntas y discusiones sobre las realidades de mujeres y como viven, con un énfasis en como las mujeres viven bajo la militarización.

[El tercer movimiento] Es la acción política pública. Va hacer una gran vigilia contra bases militares estadounidenses-lo cual no queremos en Colombia – y será lleno de simbolismo. [Por El Plan Colombia], mujeres han sufrido bastante – sexualmente abusadas, sexualmente asaltadas, maltratadas por soldados estadounidenses, y todo a sido sin ningún perjudicacion.

ECAP: ¿Qué podría ser la comunidad internacional para apoyar el movimiento y el encuentro?

Señora Lozada: Hay varias cosas:

La cosa importante es generar un acompañamiento político para el propuesto.  Nosotras creemos que si nos fortalecemos contra la realidad de bases militares estadounidense y que vivimos en las Américas, nosotros podemos generar una gran repuesta desde las mujeres y gente de otros países.

Proporcionar apoyo financiero para este… propuesto.

Publicar y compartir la información sobre la reunión de varias redes de comunicación.

Finalmente, organizaciones internacionales, individuos, y/o movimientos sociales que quieren apoyar están invitados a participar.

ECAP: ¿Tienes tu algo mas que decir antes de acabar este internista?

Señora Lozada:
En este país, hombre y mujeres son soñantes y nosotros continuaremos a marchar y construir un proposito hacia paz, lo cual incluye sobre todo justicia social, aunque se siente legos. Nosotros creemos que el conflicto del país se tendrá que resolver con negociaciones y no con armas. La populación civil es la más afectada y tiene mucho que decir sobre la paz.
El movimiento esta animando; lo reconocemos y mucha gente puede participar en su construcción. Nosotros tenemos el sueno de un Colombia diferente donde nosotros podemos vivir y vivir con dignidad.



Categories

Read More Stories

the view of the fortified Salaymeh checkpoint from the side of the road where CPT monitors activity of the occupation. A white van parked on the side of the road obstructs part of the checkpoint.

“¡Sálvese!”

Un soldado alega ofrecer seguridad y protección en el área H2 de al Khalil/Hebrón, mientras su propia presencia ha interrumpido la educación, la salud y las vidas de familias palestinas: Esta es la contradicción de la ocupación.

Two people sit on a bench, one wears a white baseball cap and jacket, and a black hijab. The other wears a red CPT cap and vest, and sunglasses.

Un patio de recreo para la liberación

La familia Tamimi en Al Khalil/Hebrón está construyendo un parque infantil y un jardín para su comunidad, aferrándose firmemente a la convicción de que sus hijes o nietes verán la liberación.

¿Alguna vez ha participado en una delegación de ECAP?

Ir al contenido