IRAK: No es un lugar para las familias cristianas, Parte I

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp
Print

redECAP
El día 20 de septiembre del año 2011
IRAK: No es un lugar para las familias cristianas, Parte I

 por David Hovde

 En el año 2007,
Ayad Klanm vivía con su familia en un barrio de Bagdad dónde la mayoría de sus
vecinos eran Shia.  Muchos fueron
miembros del ejército Mahdi, una milicia shia formada por Muqtada al-Sadr.  A causa de que Ayad era cristiano, algunos de
sus vecinos creían que él trabajaba con los norteamericanos, aunque él nunca
había trabajado con ellos.  Un día como
las tropas norteamericanas condujeron por su calle, Ayad les saludó.  Algunos de sus vecinos preguntaron a él porqué
él hizo eso y ellos dijeron que demostró que él trabajaba con los
norteamericanos.  Ayad pensó extraño que
ellos podían permitir a sus niños hablar con las tropas norteamericanas, pero
ellos no podían permitir a él.  Ellos le
dijeron a Ayad que si una vez ellos lo ven hablar con los norteamericanos de
nuevo ellos le cortarán su cabeza.

 Un explosivo que
estaba fuera de la puerta frontal de la familia de Ayad explotó una noche a las
11 p.m. cuando Maryam, la hija de cuatro años de Ayad y su tía salieron de la
casa.  La explosión hirió la pierna
derecha de Maryam desde la rodilla abajo, rasgando la piel.  La familia condujo a ella inmediatamente al
hospital del gobierno y esperaron hasta el siguiente día para ver el médico.  Cuando él vio a su herida, él dijo que
él no podía hacer la cirugía para ella porque si él lo hace el ejército Mahdi
lo podía matar.  El médico les aconsejó
llevarla a la clínica o un hospital privado. 
Ayad le dijo que ellos no tenían dinero para pagar la cirugía en un
hospital privado.  El médico dijo que
ellos deberían llevar a ella allí de todas maneras. 

 El médico en el
hospital privado realizó la cirugía inmediatamente, y acordó reducir el costo considerablemente,
pero ellos todavía no tenían suficiente dinero para pagar, a pesar de que su
hermana en Suecia le envió dinero para ayudar. 
Maryam tenía que ir al médico dos veces cada semana después de esto y
cada vez ellos cambiaron su yeso, había un costo adicional.

 Ayad habló con
el miembro del ejército Mahdi quien puso el explosivo fuera de su casa.  El hombre dijo que él quería explotarlo
cuando los norteamericanos pasaran por la calle.  Cuando Ayad le preguntó si él sabía lo que le
pasó a su hija, el hombre se enojó y dijo que si Ayad quería hablar más sobre
el incidente él podía matar a él y a su familia.

 Ayad
y su familia mudaron de Bagdad a Suleimaniya en la región de Kurdistán de Irak
en el año 2007.  Ellos sienten más seguro
pero Ayad no tiene trabajo, tiene problemas de salud y la familia tiene suficiente
dinero sólo para la alimentación.  Maryam
necesita otra cirugía que es complicada y no se puede realizar en Irak.  Ayad  y
su familia quieren desesperadamente  buscar asilo en otro país.

Categories

Read More Stories

Un soldado se para mirando hacia una niña caminando detrás de una barrera de cemento.

Con destino de morir

Cuando la muerte se convierte en un deseo para les niñes, la situación en la que viven es ciertamente demasiado difícil de soportar para cualquiera.

una mujer está sentada en un mueble, su cabeza está cubierta con un pañuelo blanco y hay una planta verde detrás de ella.

Una vida bajo ocupación

La historia de Um Imran, nacida en 1938, quien ha tenido la experiencia de una vida antes de la ocupación y sueña con una vida después de la ocupación.

Ir al contenido