COLOMBIA: Inspecciones y oraciones

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp
Print

RedECAP
3 de julio, 2012
COLOMBIA: Inspecciones y oraciones

por Pierre Shantz

Un equipo de
ingenieros agrónomos, topógrafos y abogados del gobierno colombiano visitó las
comunidades de Garzal y Nueva Esperanza en el Sur de Bolívar del 16 al 26 de
mayo. Su misión, entre varias cosas, era verificar que las familias campesinas
de estas dos comunidades de hecho viven en y cultivan la tierra. Los Equipos
Cristianos de Acción por la Paz han acompañado a Garzal y Nueva Esperanza desde
el 2007. La familia Barreto, quien está siendo investigada por sus vínculos con
el antiguo grupo paramilitar Bloque Central Bolívar, dice que todas las tierras forman parte de una gran hacienda suya. La comunidad está
luchando contra la familia Barreto en los tribunales para demostrar que el título
que los Barreto tienen es fraudulento.

Colombian titling agency visit Garzal.

Ente colombiano de titulación de tierras visita a Garzal.

Los
funcionarios, enviados desde el Instituto Nacional Colombiano de Desarrollo Rural (INCODER), también
estaban allí para documentar la existencia de humedales, ciénagas y playones protegidos entre
en las tierras supestamente títuladas a la familia Barreto, para su devolución a la custodia estatal. La inclusión de tierras protegidas en los títulos
de la familia Barreto es un elemento que demuestra la invalidez de sus títulos.

Desde mediados de la década de los 80 las comunidades
han recibido numerosas amenazas de la familia Barreto y los grupos
paramilitares. En particular, el Pastor Salvador Alcántara, líder principal del
proceso comunitario, está en mucho riesgo.

Durante la
visita, el equipo del INCODER descubrió operaciones mineras ilegales y entraron
en territorio utilizado por grupos de narcotraficantes. Esto ha aumentado la
amenaza a las personas que ya han sido objeto de rumores de represalias.

Una visita
similar se llevó a cabo en la comunidad de Las Pavas cuatro semanas más tarde.
Si el resultado favorece a la comunidad e invalida el apuesto de los palmeros que
también reclaman título, esto traería mayor amenaza a la comunidad y a
sus líderes.

ECAP
Colombia pide sus oraciones para las familias de Garzal, Nueva Esperanza y Las
Pavas. Que la justicia les llegue a los humildes y los pobres, y
que puedan heredar la tierra que han cultivado durante generaciones.


Nota: La reflexión del 26 de junio,
Contra toda probabilidad mencionó
la coacción de multinacionales. Esto no ha pasado todavía. Shell solo ha hecho una
misión exploratoria. También, el decir que el 99 porciento del territorio ha
sido concesionado a multinacionales fue un malentendimiento. El equipo pide
perdón por el error.

Categories

Read More Stories

Ir al contenido