COLOMBIA: Familias campesinas celebran decision sobre Las Pavas

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp
Print

RedECAP
26 de noviembre
COLOMBIA: Familias campesinas celebran decision sobre Las Pavas

El Instituto Colombiano de Desarrolo Rural (incoder) publicó una decisión el 14 de noviembre para expropiarle a la empresa productora de aceite de palma, Aportes San Isidro, S.A. todas las propiedades restantes de la hacienda
conocida como Las Pavas.

«En firme el proceso de extinción de
dominio, se procederá a la recuperación material y titulación a favor de la
población campesina», dice el comunicado
de prensa
del incoder.

Parcelas expropiadas en septiembre, principalmente humedales u otras areas
inundables, nunca debieron caer en manos privadas, sentenció el instituto.

 
  Los campesinos retornan a la hacienda de Las Pavas, abril del 2011.

En una declaración del 16 de noviembre, la Asociación de Campesinos de Buenos Aires (ASOCAB), conformada de 116 familias acompañadas desde 2009 por el proyecto en Colombia de Equipos Cristianos de Acción por la Paz, le dio gracias a Dios, a las iglesias y otras organizaciones de apoyo, así como a las agencias gubernamentales responsables. Si bien elogió la decisión, las familias pidieron su cumplimiento de manera ordenada en medio de amenazas vigentes.

En los últimos meses, Aportes San Isidro ha intensificado las tácticas de intimidación en contra de los campesinos ASOCAB, incluyendo la invasión de tierrasamenazas, destrucción de viviendas y destrucción de cultivos. Y con prometidas «retaliaciones contra nuestra comunidad y los líderes por esta decisión [del incoder]», la ASOCAB en su declaración solicitó medidas de seguridad.

La subgerente de tierras rurales del incoder, Jhenifer Mojica, expresó la misma preocupación. «El Instituto hace ahora un llamado a las autoridades competentes para que acompañen el proceso y al campesinado para garantizar todos los derechos de la población y los de las personas y organizaciones involucradas», según le citó el diario colombiano Vanguardia Liberal el 16 de noviembre.

Todavía no hay claridad sobre cuándo y cómo la decisión se hará efectiva. Aportes San Isidro y sus grandes extensiones de palma aceitera siguen ocupando porciones del terreno, mientras que los miembros de ASOCAB cultivan otras.

La violencia y las injusticias que enfrentan los miembros de la ASOCAB en Las Pavas son emblemáticos de los problemas del desplazamiento y la despojo de tierras en el contexto de décadas de conflicto armado en Colombia. Sus respuestas persistentes, fieles y no violentas frente a un catálogo de males les han ayudado a mantenerse unidos en situaciones que a otras comunidades se les hubiera salido de la mano.

La resistencia de esta comunidad en su lucha ha permitido que Las Pavas se convierta en un caso probatorio de un esfuerzo nacional para establecer un marco jurídico para la restitución de tierras. Este esfuerzo, montado desde que Juan Manuel Santos fue elegido presidente en 2010, cuenta con unas 27.000 reclamaciones registradas hasta la fecha. La eficacia de los esfuerzos de restitución de tierras tendrá necesariamente un impacto significativo sobre los pronósticos de paz. También puede figurar en las conversaciones en curso entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC.

Los miembros de ASOCAB «tenemos la esperanza de que el camino que sigue sea positivo y por fin obtengamos lo que hemos llamado el Milagro de Las Pavas».

El texto completo de la declaración de ASOCAB se puede encontrar aquí.

Categories

Read More Stories

Ir al contenido