Días Para Huir

Pero lo que es más absurdo es que las personas Palestinas no podemos desconectarnos de todo lo que sucede a nuestro alrededor.
Facebook
Twitter
Email
WhatsApp
Print
A swimming pool surrounded by green plants and trees

En Palestina, desde principios de mayo, la situación se ha vuelto realmente intensa. Comenzó en la Mezquita de ‘Al-Aqsa’ durante el mes sagrado de Ramadán, seguido de cerca por el desalojo Israelí planeado del vecindario Palestino de ‘Al Sheikh Jarrah’ y luego la guerra en la Franja de Gaza.

Fue un mes duro para todes les Palestines a lo largo de Palestina y de la diáspora. Como observadores de derechos humanos que trabajan con ECAP, nuestro trabajo también fue más duro. Poder seguir las noticias para participar en todas las manifestaciones en ‘Al Khalil’, estar en contacto diario con familiares de ‘Al Sheikh Jarrah’ y estar en contacto con una persona activista de Gaza durante la guerra, dificultando la estabilidad mental con todo lo que sucedía al mismo tiempo.

La situación comenzó a enfriarse después del alto el fuego, pero no fue al 100%. Pero al menos, le dará a las personas un descanso, incluso si es breve, y será útil concentrarse en un poco de auto-cuidado.

Después de un mes tan intenso, decidí tomarme unos días libres o como me gusta llamarlo ‘días para huir’ y escapar de la realidad por un corto tiempo sabiendo, en el fondo, que no es para siempre. Aunque es sólo temporal, me dará la oportunidad de relajarme y revitalizarme. Pero como Palestino, es difícil estar desconectado de la realidad y vivir bajo la ocupación Israelí, que está presente en todos los aspectos de nuestras vidas.

Decidí ir a ‘Ramallah’, que es una ciudad Palestina a 42.4 km de ‘Al Khalil’. En los viejos tiempos, mi papá me dice que solían ir a ‘Ramallah’ desde ‘Al Khalil’ directamente a través de Jerusalén, un viaje de una hora como máximo. Pero ahora, con todas las restricciones, puestos de control y que a las personas Palestinas de Cisjordania no se les permite ingresar a Jerusalén, me veo obligado a tomar una ruta completamente diferente a la de mi padre. La ruta rodea Jerusalén, pasa por diferentes pueblos Palestinos, y se toma de dos a tres horas llegar a ‘Ramallah’. Y ese fue el comienzo de mi escape de la realidad.

Finalmente llegué a ‘Ramallah’, después de un viaje largo y agotador. Pero esta fatiga desaparece cuando me encuentro con algunas viejas amistades. Empezamos a divertirnos un poco, riéndonos de viejos recuerdos. Pero luego, algunos de esos recuerdos estaban relacionados con la ocupación. Mi amigo compartió su experiencia de cruzar puntos de control y cómo usa el sentido del humor cada vez que cruza un punto de control para que no le afecte mentalmente. Y luego todes comenzamos a hablar sobre nuestras experiencias al cruzar los puntos de control y cómo logramos hacerlo divertido, para que no nos afecte. Más tarde esa noche, me doy cuenta de que no puedo desconectarme de la realidad durante estas vacaciones porque la ocupación está presente en todos los aspectos de nuestras vidas.

Después de una noche tan buena con amistades, me fui a la cama relajado y listo para el día siguiente ya que había planeado pasarlo en una piscina al aire libre rodeada de árboles y naturaleza. Me desperté alrededor de las nueve de la mañana con el sonido de mi teléfono timbrando. Era mi hermano, quien me dijo que debería ver las noticias porque las Fuerzas de la Autoridad Palestina habían asesinado a una persona que conozco. Inmediatamente salté de la cama para ver qué estaba pasando. ‘Nizar Banat’ había sido asesinado. Fue un shock ver eso. ‘Nizar’ no era una persona cualquiera; fue un famoso crítico Palestino que siempre expuso la corrupción de la Autoridad Palestina (AP). Una persona que nunca había tenido miedo de expresar sus opiniones sin importar nada. Muchos sentimientos indescriptibles me golpearon en ese momento, y una parte de mí no podía creer que ‘Nizar’ estuviera muerto.

No sabía qué hacer; me sentí confundido por todo. Necesitaba aclarar mi mente para poder entender qué le sucedió exactamente a ‘Nizar’. Llegué a la piscina y seguí revisando las noticias para seguir exactamente lo que le había sucedido. Treinta minutos después, la información comenzó a extenderse por Internet diciendo de cómo lo asesinó la AP. En ese momento, un sentimiento de ira me domina ante la idea de que las personas Palestinas enfrentan dos tipos de opresión, la opresión Israelí y la opresión interna de la Autoridad Palestina.

Empecé a recoger mis cosas y decidí ir al centro de la ciudad donde las personas activistas Palestinas convocaron una protesta contra este brutal crimen de asesinar a ‘Nizar’.

La plaza ‘Al Manara’ en ‘Ramallah’ estaba llena de personas Palestinas enojadas que salieron a las calles para expresar su enojo y para oponerse al asesinato de su voz libre ‘Nizar’, el que cuando hablaba y criticaba a la Autoridad Palestina, hablaba lo que muchas personas Palestinas quieren decir.

gente marchando en una manifestación

La manifestación comenzó para ir a la oficina de la Presidencia donde la gente quería hacer oír su voz, que están en contra de lo sucedido y exigirle que deje su cargo de Presidente. Pero no pasó mucho tiempo antes de que la policía bloqueara el camino y comenzara a disparar gases lacrimógenos contra personas civiles Palestinas. Me resultó difícil ver cómo tenemos que lidiar con dos tipos de opresión: la ocupación Israelí y la Autoridad Palestina.

Es increíble cómo sucedieron las cosas en general, pero lo que es más absurdo es que las personas Palestinas no podemos desconectarnos de todo lo que sucede a nuestro alrededor. Incluso si decidimos hacerlo por un corto tiempo, no podemos; parece que no tenemos otra opción.

Read More Stories

the view of the fortified Salaymeh checkpoint from the side of the road where CPT monitors activity of the occupation. A white van parked on the side of the road obstructs part of the checkpoint.

“¡Sálvese!”

Un soldado alega ofrecer seguridad y protección en el área H2 de al Khalil/Hebrón, mientras su propia presencia ha interrumpido la educación, la salud y las vidas de familias palestinas: Esta es la contradicción de la ocupación.

Two people sit on a bench, one wears a white baseball cap and jacket, and a black hijab. The other wears a red CPT cap and vest, and sunglasses.

Un patio de recreo para la liberación

La familia Tamimi en Al Khalil/Hebrón está construyendo un parque infantil y un jardín para su comunidad, aferrándose firmemente a la convicción de que sus hijes o nietes verán la liberación.

¿Alguna vez ha participado en una delegación de ECAP?

Ir al contenido