Oraciones para les Constructores de Paz, 1 de Enero del 2020

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp
Print

«Las víctimas están presentes para [presentar]… la ley 1448 del 2011»

Oramos para que las víctimas de la violencia sistemática, así como sus familias y comunidades, puedan encontrar la verdad, la paz, la restitución y la justicia que se merecen después de pasar más de 60 años en conflicto. Oramos por les miembres del Congreso que tienen una tarea importante para proteger y garantizar los derechos de las víctimas y, permitir que la justicia transicional interactúe con las leyes vigentes para cumplir con las garantías de reparación y no-repetición.

Sesenta años de conflicto social, económico, cultural y armado han dejado a Colombia con más de ocho millones de víctimas de desplazamiento forzado, asesinato, desaparición, violencia sexual, amenazas, tortura, secuestro y robo de sus tierras, entre otros crímenes. En el 2011, Colombia aprobó la Ley 1448, la Ley de Víctimas, para proporcionar un camino para reconocer y reparar los daños a las víctimas. Desafortunadamente, debido a la oposición y la falta de voluntad política para implementar la Ley 1448, la mayoría de las víctimas no han recibido reparaciones. El Tribunal Constitucional ha ordenado al Congreso que extienda la Ley 1448 más allá de la fecha límite del mandato del 2021 y que garantice su implementación.

Desafortunadamente, el Congreso actual tiene una mayoría política de partidos que, desde su concepción, han estado en contra de la creación e implementación de la ley.

Categories

Subscribe to the Friday Bulletin

Get Hannah’s thoughts and the entire bulletin every Friday in your inbox, and don’t miss out on news from the teams, a list of what we’re reading and information on ways to take action.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Read More Stories

Three Israeli soldiers patrol the streets in Hebron.

Mymwna es una mártir

Así, en unos segundos, una vida fue arrebatada, un alma desapareció y un sueño quedó sin cumplir.

Ir al contenido