Oraciones por les Hacedores de Paz, 9 de Septiembre del 2020 Kurdistán Iraquí

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp
Print

Buscamos plenitud de vida, la libertad de estructuras opresivas y, relaciones liberadoras y amorosas entre nosotres, nuestra tierra y lo divino.

Desde agricultores Kurdes hasta Colombianes quienes se resisten al desplazamiento de las tierras que cubren las necesidades de sus familias.

Desde los pueblos Indígenas de la Isla Tortuga y de Abya Yala hasta los de Mesopotamia y ash-Shams quienes resisten los genocidios y protegen lo que es sagrado y que da vida.

Desde niñes que desafían la injusticia de las fronteras trazadas artificialmente cruzando el Mar Egeo hasta aquelles que lo hacen sobreviviendo a un paseo por el desierto de Sonora.

Desde comunidades que se niegan a dejar que su miedo a la invasión de las fuerzas armadas los expulse de sus hogares hasta aquelles cuyo terror a las bombas lanzadas por drones extranjeros no puede evitar que permanezcan en sus aldeas.

Desde activistas de la sociedad civil y defensores de los derechos humanos hasta nuestres vecines, tú y yo, quienes no aceptamos el mundo tal como es.

Nuestro anhelo por un mundo construido sobre relaciones liberadas y liberadoras es más fuerte que el poder de los estados nacionales, los presidentes dictatoriales, las corporaciones codiciosas, los ejércitos despiadados y las mentalidades opresivas.

Una promesa de que, «Aquellos que buscan, encontrarán» resuena en voz alta.

Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.

(Mateo 6:10, Biblia)

 

 

Subscribe to the Friday Bulletin

Get Hannah’s thoughts and the entire bulletin every Friday in your inbox, and don’t miss out on news from the teams, a list of what we’re reading and information on ways to take action.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Read More Stories

Three Israeli soldiers patrol the streets in Hebron.

Mymwna es una mártir

Así, en unos segundos, una vida fue arrebatada, un alma desapareció y un sueño quedó sin cumplir.

Ir al contenido